Ocurrió hoy, alrededor de las 6.30. La PDI trabajaba en el lugar y no se descarta la hipótesis del suicidio.

Jorge Nessier (LT10)

En la Ruta Nacional 11, a la altura del kilómetro 4,82, se produjo hoy un siniestro que le cobró la vida a un joven de 26 años. Lo ocurrido es materia de investigación y se barajan las posibilidades de un homicidio, tanto como la de un suicidio.

Pasadas las 6.30 de este lunes, un vehículo (color blanco impactó contra una vivienda ubicada a la vera de la ruta. El conductor falleció en el acto. Algunas versiones indican que el joven tendría un disparo de arma de fuego en la cabeza. Este hecho es objeto de pericias por parte de la Policía de Investigaciones (PDI) de la provincia.

El muchacho era oriundo de la capital santafesina.

A su turno, el fiscal Jorge Nessier sostuvo –en contacto con los medios locales– que, en una primera instancia, se trabajó en orden un accidente de tránsito hasta que la policía y el personal médico constataron que “en el vehículo había un arma de fuego y el cuerpo de 25 años tenía dos disparos de arma de fuego”.

“A raíz de eso se nos da aviso a la Unidad Fiscal Especial de Homicidios y empezamos a trabajarlo bajo otra tónica para ver de qué manera esta muerte violenta se produjo”, señaló. Con relación a las hipótesis que se analizan, Nessier precisó “que por el momento es abierto. Primero se pensó que el hecho pudo haber sido autoproducido, que se trataría de un suicidio. Pero existen circunstancias que nos permiten sospechar la intervención de terceras personas. No sé exactamente si fue en el lugar del hecho o en forma previa”.