Así lo aclaró el secretario General de UPCN a raíz de la aceptación de la oferta salarial formulada por el gobierno durante el plenario de la víspera. También consignó que si se mejora la propuesta, la entidad que preside la va a reclamar.

Jorge Molina (LT10)

Luego de la aceptación de UCPN a la propuesta de un 18% de incremento salarial (divido en dos tramos de 9%, el primero en marzo y el segundo en agosto, con cláusula gatillo) durante el plenario de ayer, el secretario General de la entidad gremial, Jorge Molina, indicó esta mañana que si llega a producirse un cambio en la oferta, se va a reclamar. No obstante, aclaró que “las negociaciones no están abiertas en materia salarial”.

Mientras los gremios docentes decidían este viernes y ATE rechazó (también ayer) lo planteado por el gobierno, Molina sostuvo: “Cada gremio tiene absoluto de tomar sus propias decisiones. En el caso de UPCN, en una decisión bastante reñida, prevaleció la mayoría de aceptar la propuesta en el marco de tener en claro que el gobernador y los ministros se cansaron de decir que era la última propuesta y la mejor propuesta que se podía presentar”.

En contacto con LT10, el dirigente adujo que “por la lucha o por los paros, las alternativas de modificarla (a la oferta) eran pocas. Eso fue lo que prevaleció en la asamblea. También le dijimos al gobierno que si el acto de responsabilidad, de buena fe, de creer que es, realmente, la última y mejor propuesta y se modifica, obviamente, UPCN va a reclamar esas modificaciones”, aseguró.

Y aclaró: “La negociación se cerró con la última oferta. No hay una nueva negociación. Si no estaríamos negociando nosotros también. El diálogo está abierto, pero es la última oferta. Aceptamos lo que consideramos de buena fe –insistió– la última propuesta del gobierno. No está abierta una instancia de negociación en la política salarial en este aspecto”, definió Molina.