El gobernador lo aseveró esta mañana en relación con la oferta salarial que se aplicará por decreto. Acompañado de varios ministros de su gabinete, aseguró que “se mantiene abierta la paritaria”.

Miguel Lifschitz (LT10)

Miguel Lifschitz ratificó esta mañana que no se modificará la última oferta salarial del 18% (dividido en dos tramos de 9% para marzo y el restante para agosto, con la inclusión de la cláusula gatillo), así como planteó que el diálogo con los gremios se mantiene abierto. No obstante lo cual, se descontarán los días no trabajados por parte de estatales (agrupados en ATE) y de docentes (nucleados en Sadop y Amsafe).

En conferencia de prensa, el gobernador –que se mostró acompañado por los ministros Julio Genesini, Gonzalo Saglione, Pablo Farías y Claudia Balagué, de Trabajo, Economía, Gobierno y Educación, respectivamente– indicó que “el contexto general nos marcó que casi nadie superaba el 15%, que era la pauta que había fijado el gobierno nacional, tanto en el sector privado como en el sector público. Muchas provincias arreglaron por esos montos en cuotas”, adujo a la hora de esbozar un panorama a nivel nacional.

“Desde el principio nos diferenciamos. Primero, porque defendimos y defendemos las negociaciones colectivas de trabajo. Segundo, lo dijimos desde el principio y lo pusimos en práctica: no había ni piso ni techo”, ponderó el titular del Ejecutivo y recordó que la propuesta se inició con un 16% en tres tramos y que, luego, se incrementó un 2%, en tanto se mantiene la mentada cláusula gatillo.

La última propuesta, “la final”, es “el máximo esfuerzo que la provincia puede hacer”, consignó el jefe de la Casa Gris y observó que en su momento así fue reconocido por los dirigentes gremiales en la mesa paritaria. “Nuestra propuesta sigue siendo la mejor de Argentina”, sostuvo al mencionar la situación de otras provincias y el cuadro general.

“Visto que hubo una aprobación –argumentó Lifschitz– de la propuesta de los gremios que representan a la administración central de manera mayoritaria (Upcn), estamos obligados a reconocer a partir de ahora el incremento tal como fue propuesto para la administración central. Tenemos la obligación de poner en práctica el acuerdo paritario”.

En ese orden, el titular del Ejecutivo también anunció que la medida se extiende a la Policía. “Hemos tomado la decisión –aseguró– de mantener abierta la paritaria. Vamos a mantener el diálogo con los dirigentes gremiales de todos los sectores, pero vamos a tomar la decisión de que también los docentes cobren el incremento de la misma forma que el resto de los trabajadores públicos. Lo hacemos por decreto –esgrimió Lifschitz– porque es la única manera que tiene el gobernador de disponer los fondos para poder aplicar los incrementos salariales”.

Finalmente, el titular de la Casa Gris ratificó: “No va a haber mejoras salariales, no va a haber propuesta salarial, pero vamos a mantener el diálogo permanentemente. Y así como decimos que se van a descontar los días de paro de aquí en adelante –aclaró–, también decimos que la facultad de producir los descuentos es materia de negociación en el marco de las discusiones paritarias. Seguiremos conversando estos temas”, concluyó.