El gobierno los acusa de ser responsables de la muerte de 68 personas en una cárcel de Valencia
CARACAS (AFP).- Cinco policías fueron detenidos por su presunta responsabilidad en la muerte de 68 personas durante un incendio en unos calabozos de la ciudad venezolana de Valencia (norte), informó ayer el fiscal general, Tarek William Saab.

Los agentes pertenecen a la comandancia policial del estado de Carabobo, donde se produjo la tragedia el miércoles pasado en medio de un motín.

“Dictadas órdenes de aprehensión contra cinco funcionarios indiciados de ser responsables de los trágicos hechos que ocasionaron la muerte de 68 ciudadanos en los calabozos de la comandancia de dicha policía regional. Ya detenidos”, escribió Saab en su cuenta de Twitter. Entre los detenidos figura el subdirector de la jefatura policial.

Según la Fiscalía, 66 reclusos y dos mujeres que visitaban el lugar murieron en el motín.

El suceso fue uno de los más mortíferos en el largo historial de incidentes carcelarios de Venezuela. Por lo menos 388 personas murieron en las cárceles del país desde 2011, según cifras oficiales y de ONG de derechos humanos. El gobierno de Nicolás Maduro anunció que reparará a los familiares de las víctimas.