Lo aseguró el subsecretario de Investigación Criminal, Rolando Galfrascoli, a raíz de la preocupación de los vecinos tras el crimen de Ariel Castelló, perpetrado el domingo pasado. De qué manera se reacomodará la sede policial.

Rolando Galfrascoli (LT10)

El homicidio de Ariel Castelló, ocurrido el pasado domingo en barrio Roma, despertó la movilización de los habitantes de la zona que prevén para hoy, a las 20, una concentración en la sede de la vecinal (Tucumán 3759).

Al mismo tiempo, Rolando Galfrascoli, subsecretario de Investigación Criminal y Policías Especiales de la provincia, descartó que se desplace la Policía Comunitaria de esa barriada. Luego de expresar las condolencias –en representación del gobierno provincial–, el funcionario sostuvo que para este martes estaba prevista una reunión para diseñar “el plan de seguridad del barrio y de los micro barrios que lo integran con la Policía Comunitaria. Habíamos decidido, ante las fuertes críticas hacia la distancia que había entre la policía tradicional y los vecinos del barrio, sumar la Unidad Regional a través de la Comisaría 4º para ser parte del plan de seguridad”, indicó esta mañana en contacto con LT10. En tanto aseguró: “La Policía Comunitaria no se va del barrio”.

No obstante, Galfrascoli explicó las razones de la mudanza de la sede de la propia sede policial. “Queremos que los que ahora son 270 policías comunitarios en la ciudad de Santa Fe, de los cuales unos 50 ocupan tareas administrativas, se reduzcan al máximo como de alguna manera se viene haciendo en las comisarías: tratar de que la mayor cantidad de gente esté operativa en la calle. (Mientras que) la parte administrativa, de custodia de los bienes, sea cada vez menor y reducir al máximo los dispositivos que no tienen que ver estrictamente con el policiamiento comunitario”, esgrimió.

En esa línea, expuso que la idea es “reducir la cantidad de personas que están en las casas tendiendo a que, en un futuro cuando estén dispuestos los inmuebles, podamos tener una sola gran estación de Policía Comunitaria”. Por lo pronto, se apunta a reducir algunas casas de la ciudad a los efectos de “distribuir rápidamente los recursos a todos los barrios”.