Hay otras mujeres en el ámbito municipal dispuestas a brindar sus testimonios. Aparte de la causa penal, avanza la pesquisa administrativa
Nuevas denuncias, esta vez por vía administrativa, amenazan con comprometer todavía más la situación del psicólogo Germán C., que se desempeñaba en la Dirección Municipal de Atención en Violencia de Género antes de quedar imputado por abuso sexual simple por la Justicia. Las presentaciones aportarán al sumario que ya le inició al empleado la propia Intendencia. La secretaria de Desarrollo Social, Laura Capilla, en cuya órbita funciona el área donde trabajaba el profesional (hoy suspendido de su cargo), confirmó que “otras mujeres” estarían dispuestas a “aportar” sus testimonios a la pesquisa, a nivel municipal a cargo de la Dirección de Investigaciones, Etica Pública y Transparencia. Se trata de empleadas que también habrían vivido situaciones de acoso por parte del psicólogo.

Los hechos se conocieron la semana pasada, después de que una mujer de 37 años y madre de tres hijos denunciara al psicólogo por abuso sexual ante el Ministerio Público de la Acusación.

La chica, de nombre Claudia, mantenía su hogar vendiendo viandas en varias dependencias municipales, por lo que conocía a buena parte del personal.

Y después de vivir una situación de violencia con el padre de uno de sus chicos (lo que motivó la intervención del Tribunal de Familia Nº 3, que dictó una prohibición de acercamiento para el hombre), la joven recurrió a la repartición municipal donde trabajaba el ahora imputado.

Según el relato de la víctima, primero llamó al Teléfono Verde, que recepciona denuncias de violencia de género, donde quedaron en que se comunicarían con ella más tarde. Pero al no recibir respuesta, luego la propia Claudia pidió nuevamente por teléfono que le pasaran con Germán C., de quien sabía que era psicólogo y que siempre había mostrado una actitud de cordial interés por su compleja situación familiar.

El profesional le ofreció entonces entrevistarla en su consultorio particular y allí fue la mujer, en estado de especial vulnerabilidad e interesada en que su hijo de 14 años pudiera atenderse con el psicólogo, ya que ella disponía de su propia terapia.

En ese marco fue donde Germán C. avanzó sobre la víctima con actitudes impropias, primero con palabras y luego directamente físicas: la abrazó, la acarició e intentó besarla reteniéndola contra su voluntad.

La chica logró empujarlo y, tras hacerse de la llave para abrir la puerta, huyó del consultorio.

Luego la investigación avanzó por doble vía: la penal, por la que el viernes pasado el psicólogo quedó formalmente imputado de abuso sexual simple, y la administrativa, con la apertura de un sumario en la Municipalidad y la suspensión de su cargo sin goce de sueldo.

Aplicando un protocolo previsto para situaciones de violencia de género, la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) resolvió también su alejamiento de la cátedra que venía integrando.

Pero ahora, a la investigación administrativa en la Municipalidad se sumarían nuevos testimonios de mujeres que, en episodios previos al de Claudia, habrían sido acosadas por el profesional.

Pruebas

Capilla se excusó de precisar cuántas son, pero sí admitió que desde la secretaría “solicitaron” que “si alguien quiere contar algo lo haga en el marco de la investigación en primera instancia porque aportaría a tomar medidas con mayores pruebas”.

Pero aún si no quisieran hacerlo en ese marco, sostuvo la funcionaria municipal, desde la Intendencia estarán dispuestos a “escucharlas”. Y destacó que la denuncia realizada por Claudia “es un ejemplo para muchas otras” mujeres.

El abogado de la víctima, Lionel Dvortetz, adelantó ayer que este semana procurarán acceder al sumario municipal o lograr que al menos la fiscal del caso, Nora Marull, pueda hacerlo.

También dijo que “en principio” hay trascendidos “sobre otras dos denuncias” contra Germán C. por parte de mujeres que trabajan o trabajaron con él en la Municipalidad, por lo que entre hoy y mañana solicitarán mantener una reunión con la titular de Investigaciones, Etica Pública y Transparencia, Anahí Priotti.