Tras el reciente pedido de la UCR de mayor protagonismo, el macrismo prometió listas de consenso en todos los distritos.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, almorzó ayer con representantes de Cambiemos para comenzar a idear, junto al radicalismo y la Coalición Cívica (CC), una estrategia para las elecciones de 2019, que comenzará con la búsqueda de listas de consenso en todo el territorio. Aunque no se habló de nombres de candidatos.

La denominada reunión de coordinación política de Cambiemos determinó que la premisa general sobre la cual se trabajará en las distintas reuniones en todo el país en los próximos meses es tener listas de consenso y unidad en cada uno de los distritos, indicó el senador nacional y presidente del PRO, Humberto Schiavoni.

Del almuerzo, que se realizó en la Casa Rosada durante más de dos horas, participaron representantes del gobierno, el PRO, la Coalición Cívica y el radicalismo, horas después de los pedidos del presidente del comité nacional de la UCR, Alfredo Cornejo (presente en la reunión), y del ex senador Ernesto Sanz para que ese espacio gane mayor protagonismo en la coalición oficialista.

Hace tres días tuvo lugar en Mendoza un encuentro radical en el cual Cornejo, también gobernador de esa provincia cuyana, pidió que el partido centenario tenga un rol “más protagónico” dentro del gobierno y cuestionó que la fórmula presidencial actual no es “equilibrada”, por lo que reclamó un binomio que sí lo sea el año próximo.

Sanz, uno de los firmantes del acuerdo que dio luz a Cambiemos, dijo que la coalición es hoy “más parlamentaria que ejecutiva”.

Eso “hay que revisarlo, porque el radicalismo está pidiendo fichas en la toma de decisiones”, señaló el dirigente, que consideró que todavía Cambiemos “no es una coalición política estable”, por lo que tiene “un gran desafío por delante”.

Si bien a la salida del almuerzo estaba previsto que un representante de cada partido informara sobre la reunión, en el patio de las Palmeras sólo hablaron el legislador porteño Maximiliano Ferraro (CC) y dos voceros de Cambiemos: Schiavoni y el vicepresidente de la Legislatura porteña, Francisco Quintana, pero ningún enviado de la UCR.

De todos modos, fuentes del radicalismo indicaron que la UCR “sigue firme con la idea de fortalecer a Cambiemos” por sobre todo otro debate o posición puntual.

“La idea es que para 2019 Cambiemos tenga los mejores candidatos a gobernadores y a las legislaturas”, indicó Ferraro. Y agregó: “La intención es ver de qué modo vamos trabajando en las mejores figuras y candidatos que podemos tener”.

Del almuerzo, que duró más de dos horas, participaron Peña; el ministro del Interior nacional, Rogelio Frigerio; su vice, Sebastián García De Luca, y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.

También estuvieron presentes el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales; el presidente de la Cámara baja nacional, Emilio Monzó; el diputado tucumano José Cano y los jefes parlamentarios de la UCR Luis Naidenoff (Senado) y Mario Negri (Diputados), entre otros.

Además de Quintana y Schiavoni, participó por la Coalición Cívica-ARI, junto a Ferraro, la secretaria general del partido y diputada provincial bonaerense, Maricel Etchecoin.