Alfredo Cornejo, presidente del principal socio de Cambiemos, cuestionó al ministro Aranguren y dijo que su partido no es consultado.

El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, apuntó ayer contra el ministro de Energía, Juan José Aranguren, por no repatriar su dinero, al tiempo que afirmó que el gobierno de Mauricio Macri tomó “un montón de decisiones” en las que el radicalismo no fue consultado.

Al participar de un almuerzo del Rotary Club en el hotel Sheraton, el gobernador de Mendoza también dijo que el diputado Martín Lousteau debe tener un rol “protagónico” en Cambiemos y rechazó las denuncias de Elisa Carrió contra Ricardo Lorenzetti al considerar que pensar que el presidente de la Corte es “un mafioso” es “una respuesta de una republiqueta bananera”.

Al referirse a Aranguren, Cornejo consideró que no traer sus fondos al país con el argumento de que “no hay credibilidad” no ayuda “a salir del populismo y avanzar al camino de la normalidad”.

El líder de la UCR también señaló que es “muy difícil dialogar con Aranguren” y resaltó que “le ha hecho meter la pata al gobierno en varias oportunidades”.

“Reuniones tuvimos muchas (con Aranguren), pero diálogo es interacción, es alguien que explica e interactúa, cediendo en algún punto. No lo he visto ceder en todo este tiempo. Paradójicamente, después la Justicia o el Congreso lo han hecho ceder y le ha hecho meter la pata al gobierno en varias oportunidades”, remarcó el dirigente mendocino.

Al responder preguntas del público, el jefe radical se refirió al supuesto reclamo de saber “por dónde va el gobierno” que trascendió en algunos medios que le había hecho a Macri en la reunión de Cambiemos del lunes pasado.

Sostuvo que esa frase no existió, pero dijo que sí es “cierto” que “se tomaron un montón de decisiones en las cuales” su partido no fue “consultado”.

Sobre el encuentro del lunes pasado, sostuvo que los integrantes de Cambiemos están “todos de acuerdo en reducir el déficit, en bajar impuestos, en que hay que crecer y en que hay que tomar deuda para cubrir el déficit, para que no sea doloroso el ajuste, pero que básicamente la deuda no debe tomarse más que para crecer”.

“Sí estamos todos de acuerdo en que hay que ajustar el déficit y que hay que ir reduciéndolo progresivamente; el punto que plantea el gobierno es cómo lo hacemos, traigan una propuesta, a quien sea, distinta a la que nosotros estamos ejecutando. Dije yo, en ese contexto, primero, que la mejor forma de reducir el déficit es crecer”, indicó Cornejo.

Al referirse al pedido de juicio político que hizo Carrió contra Lorenzetti, sostuvo: “Mi opinión categóricamente es que no me consta nada de lo que ahí se dijo y, además, creo que si lo que queremos dar es la imagen de un país serio, que quiera atraer inversiones extranjeras y nacionales, si al frente de la Corte Suprema tenemos un mafioso difícilmente podamos atraer (inversiones). Es más una respuesta de una republiqueta bananera que de un país que quiera atraer inversiones”.