La intendenta de Rosario lamentó no haberse podido reunir con el ministro de Transporte que está en la ciudad. Cuestionó que haya desmentido una baja en los subsidios: “El interior recibe la mitad de subsidios que la Ciudad de Buenos Aires”, remarcó
La discusión en torno a los subsidios del transporte sigue latente entre el gobierno municipal y el nacional. El paso por la ciudad del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Diestrich, dejó expuestas las diferencias con la intendenta Mónica Fein, quien volvió a la carga al insistir en que Rosario, al igual que el resto del interior, recibe la mitad de fondos que la Ciudad de Buenos Aires, además que apuntó contra la ausencia de respaldo del Estado nacional en la paritaria. También lamentó no haber podido reunirse con el funcionario.

Consultada por Radio 2, Fein se refirió a las expresiones brindadas por el ministro de Cambiemos, quien aseguró que “es falso que se estén bajando los subsidios” y anticipó que este año se enviará un 16 por ciento más de fondos a la ciudad. “Me llaman la atención las declaraciones de la intendenta. En 2017 transferimos 1.064 millones de pesos a Rosario y en 2018 le vamos a transferir 1.232 millones. Esto es un 16 por ciento más”, dijo el ministro de Transporte. “¿Por qué tenemos que acompañar la inflación y los costos de los aumentos salariales? –agregó–.Recibimos una herencia muy mala y lo tenemos que ir acomodando”, señaló en diálogo con el periodista Sergio Roulier (La primera de la tarde).

“Se acaba de cerrar la paritaria, el acuerdo salarial de los trabajadores dice que el aumento se debe aplicar a la tarifa de transporte porque el Ministerio no va a acompañar el aumento salarial con la totalidad de subsidios”, sostuvo y agregó: “Sé que el ministro estuvo en Rosario y lamento no poder verlo, yo estaba a disposición”.

Luego, remarcó su postura en relación a los subsidios: “En el interior los habitantes reciben la mitad que en la Ciudad de Buenos Aires, queremos un trato igualitario”, sostuvo.

También, mencionó la demora en la puesta en marcha de la tarjeta Sube en la ciudad y mencionó las desventajas que ello acarrea, por ejemplo, en trabajadores que realizan tareas domésticas como beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. Por su parte, Diestrich había reconocido que está retrasado el traspaso de la tarjeta Movi a la Sube en Rosario pero aseguró que “para fin de año va a llegar” ya que tiene “una implementación muy compleja”.

“Para fin de año llegarán 200 millones de pesos más de subsidios para que la población más vulnerable pague menos boleto”, completó el ministro.