El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró esta mañana el bombardeo lanzado contra el régimen sirio por Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia y afirmó que “no pudo haber tenido un mejor resultado”.

 

“Un bombardeo perfectamente ejecutado anoche”, escribió Trump en Twitter minutos después de las 8 hora local.

“Gracias a Francia y al Reino Unido por su sensatez y el poder de sus excelentes fuerzas armadas. No podría haber tenido un resultado mejor. ¡Misión cumplida!”, escribió el mandatario, quien anoche anunció el bombardeo contra Siria, como represalia al presunto ataque químico llevado a cabo hace una semana.

“Tan orgulloso de nuestras fuerzas armadas, que pronto van a ser, después del gasto de millones de dólares plenamente aprobados, las mejores que nuestro país ha tenido en su historia. ¡No habrá nada, o nadie, siquiera cerca!”, termina el mensaje del mandatario, que hizo de la expansión del gasto militar una de sus banderas.

Anoche, en un discurso televisado desde la Casa Blanca, Trump anunció que en ese momento estaba comenzando un bombardeo sobre Siria en conjunto con fuerzas armadas de Francia y del Reino Unido. “Ordené a las fuerzas armadas de Estados Unidos que lancen ataques de precisión a blancos asociados con la capacidad de armas químicas del dictador Bashar al-Assad”, dijo.

La ofensiva occidental no provocó “ninguna víctima entre la población civil o el ejército sirio”, afirmaron las fuerzas armadas de Rusia, aliado de Siria, y afirmó que la defensa antiaérea siria interceptó 71 misiles de crucero de un total de 103.

Las autoridades de Damasco denunciaron una “agresión bárbara y brutal” y acusaron a las potencias occidentales de intentar obstaculizar una misión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que hoy debe iniciar una investigación en Duma sobre el presunto ataque químico del 7 de abril.

El presunto ataque químico de hace una semana causó más de 40 muertos en Duma, según los socorristas de esta localidad. El régimen sirio y Rusia desmintieron estar implicados.

Antes del lanzamiento de los bombardeos, Washington aseguró tener “la prueba” del uso de armas químicas por parte del régimen de Al-Assad. Hoy, además, Francia afirmó disponer además de “información fiable” sobre la implicación de las “fuerzas armadas” sirias en el ataque.