Ante el comportamiento preocupante que manifestaron los chiquitos, un papá decidió colocar un celular en la mochila de su pequeño y registrar un audio. Ahora, investiga la URV.

Fabián Forni (LT10)

A raíz del inquieto y preocupante comportamiento de los chiquitos que asistían a un jardín maternal de la localidad de Sunchales, un papá decidió colocar un teléfono celular en la mochila de su hijito y, de esa forma, logró registrar el maltrato que recibían los menores por parte de una de las maestras. Ante la evidencia, ya se investiga formalmente el caso.

Fabián Forni, jefe de la Unidad Regional V (departamento Castellanos), indicó al respecto que la denuncia se radicó en la comisaría tercera de la misma ciudad e interviene la fiscalía. A partir “de un supuesto maltrato que habría sufrido la comunidad educativa, especialmente los chiquitos que asisten a ese establecimiento”. En contacto con LT10, confirmó que un padre ingresó “un artilugio comunicacional” con el cual se pudo contar con un audio. “Se prosiguió la investigación, hay un secuestro de un aparato de computación. Se está tratando de dilucidar cuáles fueron los hechos”, sostuvo el funcionario policial.

No obstante, consideró perjudicial para la investigación la difusión de la información a través de medios de comunicación y redes sociales. Asimismo, aclaró que “los chiquitos no tienen lesiones físicas o, al menos, visibles” y comentó que los niños, entre otras manifestaciones, no deseaban ingresar al jardín.