Rosario: El jefe de la Policía de Investigaciones deslizó que el fallo en el proceso oral y público “descolocó” el cuadro territorial de la organización, que pudo haber sido aprovechado por otras bandas.

La cantidad de crímenes que se registraron en lo que va del año en Rosario (74) y la violencia con la que se cometieron encendió la luz de alerta a las autoridades provinciales, quienes ligaron la situación al juicio a Los Monos. Para el jefe de la Policía de Investigaciones (PDI) “el recrudecimiento obedece a un reacomodamiento” de algunas organizaciones dedicadas a cometer delitos.

En diálogo con el programa Radiópolis (Radio 2) que conduce Roberto Caferra, Daniel Corbellini sugirió que el fallo de primera instancia del juicio provincial a Los Monos trajo aparejado el “aprovechamiento de otras organizaciones o de personas que quieren asomar, o de personas que se quieren abrir (de Los Monos)”. Consultado sobre si se puede salir “sin costos” de una banda criminal, el jefe de la PDI respondió: “En el mundo del narcotráfico, no”.

Sobre si existe vinculación entre el número de homicidios dolosos y las condenas a los cabecillas y miembros de la banda, explicó: “Lo venimos notando desde el último trimestre de 2017, cuando empezó el juicio. El avance en la causa Los Patrones (de la justicia Federal) descolocó el cuadro territorial de la organización. Evidentemente trajo aparejado salidas de la estructura”.

Para Corbellini, en Rosario “puede haber tres o cuatro grupos que se disputen” territorio, es decir, organizaciones dedicadas a cometer delitos. Además, expresó que desde el primer desembarco de fuerzas federales el 9 de abril de 2014 los quioscos de droga “mutaron”, ya que actualmente la comercialización de estupefacientes se da mayormente bajo la modalidad delivery.