La Justicia rechazó el arresto domiciliario de Ricado Jaime, el multiprocesado ex secretario de Transporte que está preso desde hace casi dos años, acusado en media docena de causas que van desde enriquecimiento ilícito hasta fraude.

Ahora, Jaime pidió a los jueces del Tribunal Oral federal N° 6 que lo manden a su casa donde quiere seguir cumpliendo arresto domiciliario, sin salir a la calle.

Pero los magistrados José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero, integrantes de ese tribunal oral, rechazaron el beneficio y lo dejaron preso.

Ahora Jaime será juzgado después de mediados de año, en la causa en que está procesado y preso por haber importado trenes de España y Portugal por más de 100 millones de euro s, con sobreprecios, que además se tornaron inútiles y hoy son chatarra.

La fiscal Gabriela Baigún ya había dictaminado en contra del pedido del exfuncionario kirchnerista, pero faltaba que definiera el Tribunal Oral Federal N° 6.

Al oponerse al pedido, Baigún había sostenido que el exfuncionario no cumplió aún los 70 años ni padece enfermedades en etapa terminal ni dolencias que no puedan ser tratadas dentro del sistema penitenciario.

La fiscal Baigún es la misma que el mes pasado había dictaminado en favor de conceder la libertad al exsecretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, de cara al juicio oral por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado contra la AMIA. Diferenció el caso de Zannini del de Jaime a partir de que el segundo tiene condenas previas.