Lo expresó el intendente José Corral quien acompañó en la tarde de ayer en barrio Santa Rosa de Lima el primer despliegue de los policías federales, tras las gestiones realizadas por el gobierno de la ciudad ante Nación. “Sabemos que falta, tenemos que redoblar esfuerzos y hacer todos un aporte, pero con esta llegada de fuerzas federales a la ciudad nos ocupamos de manera concreta de lo que a los vecinos más les preocupa: vivir seguros”, sintetizó el mandatario local.

Los policías federales enviados por el Ministerio de Seguridad de la Nación a la Ciudad por gestión del municipio, comenzaron este jueves con su trabajo en el territorio. El primer punto de acción fue el barrio Santa Rosa de Lima, puntualmente la esquina de Mendoza y Lamadrid, donde comenzaron a ejecutarse tareas de control. Y hasta allí llegaron funcionarios municipales, encabezados por el intendente José Corral, para observar el trabajo en marcha.

En declaraciones a la prensa formuladas en el lugar, el mandatario local destacó en primer término que “los vecinos ya nos han dicho, especialmente en esta zona oeste de la ciudad, que necesitan la presencia de más fuerzas de seguridad. Porque cuando las fuerzas están en el espacio público, cuando el Estado está en la calle, reducimos los riesgos”. “Para cumplir con esta demanda nosotros desde el municipio hacemos el máximo esfuerzo posible: primero la gestión para que los efectivos federales lleguen, y luego damos alojamiento y comida a los policías destinados a la ciudad. Y además, en lo operativo, brindamos la información con la que contamos para una acción más eficiente. Esto, con las otras fuerzas federales enviadas tiempo atrás, ya tuvo buenos resultados, y ha servido para desmontar bandas de la economía del delito en diferentes barrios, como ocurrió en Alto Verde y en Coronel Dorrego. Y seguiremos trabajando así en toda la ciudad”, anticipó José Corral.

“Ya acercamos nuestra información y las inquietudes de los vecinos para ayudar al trabajo de las fuerzas federales, que van a estar en diferentes lugares de la ciudad con los mapas que nosotros hemos confeccionado vinculados al desarrollo del delito en el territorio”, agregó el mandatario.

Respecto al tiempo que permanecerán en la ciudad estos efectivos, el intendente respondió: “Se quedarán el tiempo que haga falta, no es una acción que dure un tiempo determinado. Ya se ha visto lo que sucedió con Prefectura: vino a Alto Verde y se quedó una dotación permanente. Ahora llegaron 150 policías federales. Y esperamos más porque siempre podemos estar un poco mejor”, adelantó José Corral.

Zonas y modalidad de trabajo

Acompañando al intendente estuvo Mariano Hoet, titular del Programa de Seguridad Institucional del municipio. Ante la consulta periodística el funcionario informó que este jueves junto a las tropas federales se hicieron recorridas, además de Santa Rosa de Lima, por los barrios Barranquitas, Villa del Parque, Atilio Roso y San Lorenzo, “que son los lugares del cordón oeste donde pensamos que un grupo importante de la Policía Federal tiene que centrarse a trabajar porque es donde se concentra el mayor número de homicidios y heridos con arma de fuego”. “También habrá un grupo apostado en el microcentro, en la zona bancaria y otro grupo va a estar en el macrocentro de la ciudad sobre todo en horas de la siesta y de la tarde, que es cuando suelen producirse arrebatos y otro tipo de delitos”, indicó Hoet.

En cuanto a la modalidad de trabajo, el funcionario dijo que la idea “no es estar un tiempo prolongado en un lugar sino no más de dos horas en cada barrio e irse moviendo de un lugar a otro, hacer control en avenidas y donde hay más circulación de personas y vehículos”.

Vale señalar que el miércoles llegaron a la ciudad unos 150 efectivos de la Policía Federal para cooperar con la seguridad en la ciudad, trabajando en conjunto con Provincia y Municipio. El despliegue se hizo con coches de la flota liviana, semipesada y pesada de esa fuerza federal, que incluyó motos, móviles, carros de asalto, tanquetas y camiones. Los efectivos federales se alojan en las instalaciones del ex Grupo de Artillería de Defensa Aérea 121 (Gada).