Es la tercera en una semana. La joven tenía 16 años. Un hombre, 10 años mayor, la prendió fuego cuando ella amenazó con contarle a su familia.

Una tercera adolescente fue violada y quemada viva en la India en una semana, convirtiéndose en el último brutal asalto sexual que conmociona al país.

La adolescente de 16 años murió a causa de las quemaduras que le provocó un hombre de 26 años luego que la joven le dijo que iba a contarle a su familia sobre la violación.

Otras dos adolescentes fueron víctimas de similares ataques una semana antes en el estado de Jharkhand. Una murió y otra lucha por su vida en un hospital.

La última joven asesinada estaba sola en su casa en el distrito de Sagar, en el estado de Madhya Pradesh, cuando fue violada, afirmó este viernes la policía.

Un primo

“Detuvimos a los dos acusados. Uno de ellos es un primo de la joven que le dijo al principal sospechoso que estaba sola en la casa”, dijo el superintendente de la policía de Sagar Satyendra Kumar.

Las autoridades indias enfrentan fuertes presiones para actuar en materia de ataques sexuales, especialmente después de las manifestaciones de protesta en la India por la brutal violación colectiva y asesinato de una niña musulmana de ocho años por parte de una banda en el estado de Jammu y Kashmir.

Estos casos son los que más reacciones han provocado desde la brutal violación y muerte de una estudiante en 2012 en un colectivo que causó protestas masivas en India.

Pena de muerte

Ante el aumento de los casos, el gobierno indio aprobó una enmienda que permite aplicar la pena capital a aquellos condenados por abusos a niños de hasta 12 años.

La medida fue aprobada a fines de abril tras la violación de la nena de ocho años.

La niña musulmana, integrante de una comunidad nómade, fue secuestrada, torturada, violada y asesinada. Ocho personas fueron detenidas.

Según cifras del Gobierno, hay más de 100.000 causas por violación pendientes de resolución en la Justicia de este país de más de 1.200 millones de habitantes.