El ministro de Trabajo, Julio Genesini, junto al director de OIT Argentina, Pedro Furtado de Oliveira, encabezaron el acto durante el cual se dio a conocer la nueva guía para que las entidades sindicales intervengan ante las denuncias.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini, junto al director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Argentina, Pedro Furtado de Oliveira, encabezaron el acto durante el cual se presentó el protocolo de actuación para la atención de casos de violencia laboral.

La actividad, que se realizó este martes en el auditorio de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), se enmarca en la labor realizada de forma conjunta entre el Ministerio provincial, la Defensoría del Pueblo de Santa Fe y la red sindical contra la violencia laboral, con la asistencia del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Durante el encuentro se firmó un acuerdo que refrenda el protocolo de actuación basado en la importancia de brindar información a quien denuncia un caso de violencia laboral, el trabajo de manera coordinada y en conjunto entre la red sindical con las distintas áreas del Estado y el acuerdo de pautas para brindar un mejor acceso a las áreas del Estado que aborden y actúen en torno a la problemática.

Genesini destacó que “no es casualidad que Santa Fe haya picado en punta en materia laboral, sino que es porque ha logrado la materialización de un trabajo en conjunto que excede a un gobierno o una gestión y que permite llegar a estas instancias”.

“Se están dando los primeros pasos con resultados muy positivos. Vemos que la gente empieza a recurrir y también, obviamente, todas las organizaciones sindicales pueden hacer un aporte valiosísimo y que la gente se anime a recurrir en función de sus derechos. Lo positivo es que en los casos que se van tomando, se van encontrando soluciones. Es un tema complejo y que requiere de mucho tacto en su manejo y de la confidencialidad”, agregó.

“Debemos replicar desde Santa Fe estas experiencias de trabajo y ponerlas en valor, en un país donde pareciera que siempre se prioriza la descalificación, el destrato y la confrontación”, concluyó el ministro.

Por su parte, Furtado de Oliveira destacó la trascendencia de este protocolo “que no registra antecedentes”, ponderó la red formada por los sindicatos que permitió su elaboración y anunció que presentará la iniciativa en la próxima conferencia mundial de la OIT para que se transforme en una recomendación del organismo con rango de convenio internacional.

En tanto, el Defensor del Pueblo de Santa Fe, Raúl Lamberto, subrayó que “este protocolo de actuación que estamos presentando no reemplaza a la Ley, sino que la complementa. Pasaron 13 años de la sanción de la Ley, los tiempos cambian y hoy la problemática de la violencia laboral tiene un alto impacto en la vida cotidiana”.

Para la atención de estos casos “el ámbito público es una parte del trabajo y la otra es la parte privada, que tiene su representación en los sindicatos, que también requieren el mismo abordaje en paralelo con el Ministerio de Trabajo”, destacó el Defensor.

Finalmente, la responsable de la Oficina de Atención de Violencia Laboral del Ministerio de Trabajo de la Nación, Patricia Sáenz, destacó el compromiso asumido por la red al elaborar el protocolo porque no solo es algo escrito en un papel, sino por la suma de voluntades de los sindicatos participantes”. Asimismo, ponderó el rol de los sindicatos en su tarea de contención que salva vidas, ya que “cuando un trabajador es víctima de violencia laboral sufre un proceso traumático, no solo en su ambiente de trabajo, sino también su proyecto familiar”.

El protocolo promueve, además, que se establezcan los mecanismos de articulación entre la Red Sindical y los organismos públicos, a fin de construir y analizar la información que permita tomar una verdadera dimensión de la problemática de violencia laboral en la provincia de Santa Fe.