El impuesto nacional al valor agregado representa un 66 % de la carga impositiva de la boleta de Aguas Santafesinas, un 65% de la de Litoral Gas y un 53% de la de la EPE. Si se elimina, los usuarios se ahorrarían un 16% del costo total.

El gobierno de Mauricio Macri pidió a las provincias eliminar impuestos de las boletas de luz, gas y agua para mitigar el impacto del tarifazo, mientras que el proyecto de la oposición para retrotraer el cuadro tarifario a noviembre de 2017 ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados. Un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso) reveló que los impuestos nacionales (en particular el IVA) representan el 66% de la carga impositiva en la factura de Aguas Santafesinas, un 65% en la de Litoral Gas y un 53% en la de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

La carga impositiva (entre impuestos nacionales y provinciales) representa un 24% de la factura de agua, un 27% de la de gas y un 30% de la de la EPE. Al ser el IVA el más representativo, si se quitara los usuarios verían reducidos en un 16% el monto total de la tarifa.

Lo más llamativo del informe es que los impuestos provinciales casi no tienen incidencia sobre la factura de gas: sólo un 3%. En tanto, representan el 22% en la de electricidad y un 34% en la de agua.

Los impuestos que cobra Santa Fe son destinados al Ente Regulador y al Programa Solidario e Integrador de Desagües Cloacales de la Provincia, los que quedarían sin efecto si se eliminan. Para el usuario, sólo representaría una abaratamiento del 8%.

Alta tensión

Ante el primer pedido de Macri a las provincias para que eliminen impuestos en los servicios públicos, fueron –como se esperaba– la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, los que accedieron.

La negativa de Santa Fe tuvo como vocero al diputado provincial Luis Contigiani, quien respondió: “Que (Macri) saque el IVA de las tarifas”. El legislador del Frente Progresista ya había anticipado, previo al informe de Ceso, que el mayor componente impositivo de las boletas de luz, agua y gas es el IVA, del 21%.

“Lo más importante es cuánto ganan las empresas energéticas en la Argentina y por qué no están invirtiendo”, expresó el ex ministro de Producción.

“No desfinanciar al Estado”

El proyecto inicial de la oposición en la Cámara de Diputados de la Nación para frenar el tarifazo contemplaba –además de retrotraer el cuadro tarifario a noviembre de 2017 y que los futuros aumentos no superen la inflación del Indec– una rebaja del IVA en un 50%.

Sin embargo, este último punto fue eliminado por la misma oposición cuando el proyecto se votó en minoría. En diálogo con El Ciudadano, la diputada nacional del Movimiento Evita, Lucila De Ponti, justificó: “Entendemos que la revisión tarifaria no debe focalizarse en la eliminación de impuestos porque significaría desfinanciar al Estado”.

“El régimen tarifario debe analizarse en función de los costos y de cómo se trasladan a los consumidores”, agregó. Y completó: “Si sacamos los impuestos, pero después vuelven a aumentar los servicios, ya no vamos a tener impuestos para sacar, y seguimos en la misma”.