Uno de los detenidos es un adolescente de 19 años y lo reconocieron por el video de una cámara de seguridad.


Las imágenes que registró una cámara de seguridad fueron la clave para identificar al segundo sospechoso por el asesinato de Delfina Tártaro, una anciana de 88 años que fue atacada cuando barría la vereda de su casa en el barrio porteño de Barracas.

El primero de los acusados cayó unas horas después del crimen, el miércoles pasado. Todavía tenía en su poder la bicicleta que le habían robado a la víctima.

Esta mañana atraparon a su cómplice, un joven de 19 años cuyas características físicas y su ropa coincidían con la imagen de uno de los asesinos que había sido captado por la cámara escapando del lugar después del homicidio.

La mujer fue sorprendida por los dos ladrones cuando salió a limpiar la vereda y a punta de pistola la obligaron a entrar con ellos a su casa. La mataron a golpes para robarle.

Delfina era viuda y había sido ama de casa toda su vida. Vivía con su hija, que poco antes de que aparecieran los delincuentes se había ido a trabajar. La causa fue caratulada como homicidio y robo agravado.