El Concejo aprobó la iniciativa que permite a la intendenta subir la tarifa del transporte cuando haya una diferencia superior al 10% respecto al estudio de costos. Antes, esa atribución se limitaba a porcentajes mayores al 15%. Votaron a favor el oficialismo y el PRO. El resto de la oposición se retiró en la votación

La intendenta Mónica Fein ya tiene ampliadas las facultades para aumentar el boleto del transporte urbano de pasajeros cuando la tarifa vigente y el estudio de costos tengan una diferencia del 10 por ciento. La decisión se aprobó en la sesión de este jueves en el Concejo municipal y regirá hasta el 31 de diciembre de este año.

El expediente fue aprobado por unanimidad, con los votos afirmativos del Frente Progresista Cívico y Social y de Cambiemos.

En tanto, los concejales del Interbloque Nacional y Popular, el Frente Social y Popular y Ciudad Futura se retiraron del recinto al momento de la votación.

De esta manera, los ediles modificaron la ordenanza que autoriza al Ejecutivo municipal a fijar el precio de la tarifa del transporte urbano de pasajeros.

La comisión de Servicios Públicos había aprobado más temprano la modificación que se terminó votando en el recinto por la cual Fein podría aplicar una suba en el boleto cuando la diferencia entre la tarifa y el estudio de costos supere el 10 por ciento.

Anteriormente, la mandataria local estaba autorizada a hacerlo cuando el porcentaje era mayor al 15 por ciento.

“Esta facultad regirá hasta 31 de diciembre de 2018. Para alcanzarse coberturas superiores el Concejo Municipal deberá tratar el tema en un plazo no menor a los 30 días del ingreso del mismo por parte del Ente de la Movilidad”, concluye el texto aprobado.

El edil Osvaldo Miatello señaló al periodista Daniel Amoroso (De 12 a 14, El Tres) que no firmaron el despacho porque están en contra del proyecto. “La modificación no es menor. Permite aumentar hasta un 90 por ciento de lo que indica el Estudio de Costos. (El boleto) se podría ir a 14,80 pesos”, comentó.

Por su parte, Eduardo Toniolli manifestó que existe un “acuerdo entre el Frente Progresista con el PRO para ir por el bolsillo de los trabajadores”. “Fein nos convocó para debatir por algo trascendente como la reforma constitucional, en lo que no tenemos competencia, pero se negó a hacerlo para oponernos al retiro de subsidios”, aseveró.