Eyvi Ágreda “fue sometida a varias intervenciones quirúrgicas, pero no resistió a un shock séptico”, se informó. El abogado de quien confesó ser el agresor aseguró el 26 de abril que su defendido no quería matarla sino “solo desfigurarla”. Según la Defensoría del Pueblo de Perú, el primer trimestre de 2018 se incrementó en un 10% el número de feminicidios.

Eyvi Ágreda Marchena, la joven peruana a la que un sujeto le echó combustible y prendió fuego el 24 de abril, murió este viernes en un hospital de Lima, capital de Perú.

“La paciente estuvo recibiendo atención médica especializada en el Servicio de Cuidados Intensivos durante 38 días”, informó el Hospital Nacional Guillermo Almenara, donde la víctima era tratada, mediante un comunicado.

Se detalló que la joven de 22 años “fue sometida a varias intervenciones quirúrgicas en el Servicio de Cirugía Plástica y Quemados, pero no resistió a un shock séptico”. Es decir, a una infección en todo el cuerpo.

Cuando Eyvi Ágreda fue internada tras el hecho, el director del hospital informó que tenía “más del 50% de extensión corporal con quemaduras de segundo y tercer grado”.

El presidente Martín Vizcarra dijo este viernes que recibió con tristeza la noticia del fallecimiento de Eyvi Agreda.

“Esta chica fue vilmente agredida por una persona que realmente no tiene perdón, así que nos sentimos muy apenados”, dijo el mandatario, según la agencia estatal Andina. “Mis sentidas condolencias a sus familiares”, publicó en Twitter.

El presidente también dijo en entrevista al canal TV Perú desde Moyobamba, donde visitaba un colegio de niñas, que él es padre de tres hijas y que no quiere pensar que ellas ni las niñas que ve en esa visita, sean potenciales víctimas de ataques salvajes como el que apagó la vida de Eyvi y que por eso el castigo debe ser ejemplar. El presidente dice que el presunto responsable debería pasar en la cárcel el resto de su vida pero el problema es que este delito no está tipificado en la legislación peruana para que quien lo cometa sea castigado severamente.

“Para esto no está incluso tipificada esta agresión como delito, o sea, es increíble los vacíos que puede tener la norma. Yo conversaba con la ministra de la mujer para que haga un análisis al respecto porque para proteger a las mujeres sobre este tipo de agresiones el Estado tiene que no dejar ningún cabo suelto, de inicio a fin tiene que cerrar la cadena porque de nada sirve que la policía capture al agresor y luego el ministerio público no puede tipificar el delito y sale suelto. Estamos proponiendo modificar la norma desde el Ejecutivo a través del ministerio de la mujer”, dijo el mandatario.

El capitán de la selección peruana de fútbol Paolo Guerrero reaccionó en su cuenta de Facebook. “Nos debe doler a todos los peruanos. Es hora de poner un alto a la violencia contra la mujer”, dice.

 

El caso de Eyvi Ágreda
El martes 24 de abril, Eyvi Ágreda iba a bordo de un bus de transporte público cuando, según las autoridades, Carlos Javier Hualpa subió al vehículo, le roció combustible en el cuerpo y le prendió fuego, Tras ello, el acusado huyó del lugar, pero fue capturado al día siguiente.

Según las primeras hipótesis que manejó la Policía, Hualpa habría estado acosando a la joven desde hace unos días. El hombre negó en un inicio ser el responsable de los hechos, según la Policía. No obstante, un día después de su captura, confesó haber sido quien prendió fuego a la joven.

El abogado de Hualpa aseguró el 26 de abril que su defendido no quería matarla sino “solo desfigurarla”, reporta Andina. Asimismo, que había planificado el ataque hace tiempo y que se sentía atraído por la joven.

Agregó que su representado afirmó haber pasado por momentos muy difíciles por la atracción que sentía por Eyvi Agreda y que incluso buscó la ayuda de un pastor y de una amiga, pero sin éxito.

Carlos Hualpa cumple 9 meses de prisión preventiva en el penal Ancón 1, en Lima, y es acusado por los delitos de feminicidio agravado en grado de tentativa, lesiones graves y contra la seguridad pública.

Tras el ataque a Eyvi Ágreda, en abril miles de mujeres protestaron contra los feminicidios en Perú

Según la Defensoría del Pueblo del país, el primer trimestre de 2018 se incrementó en un 10% el número de feminicidios. Las tentativas de feminicidio también crecieron un 55% respecto al año pasado, informó el organismo en abril.