Se trata de Escuela Cooperación Escolar 1130, ubicada en Regimiento 12 de Infantería al 3900. Autoridades escolares difundieron un documento por los reiterados hechos violentos y delitos sufridos contra el personal del establecimiento, alumnos y familiares.

El concejal Ignacio Martínez Kerz denunció el estado crítico de inseguridad que conmueve hace tiempo a la comunidad del instituto de Cooperación Escolar 1130 ubicada en el límite de los barrios San José y Pompeya, en el norte de la ciudad. Autoridades docentes hicieron pública la situación el viernes pasado.

“La principal preocupación es la inseguridad que vive el barrio; es una situación de acoso permanente, de robos, de arrebatos, robos de motocicletas al personal docente; a los vecinos permanentemente le están caminando por los techos. Hay un asentamiento que ha generado muchos problemas en Padre Genesio y San José, que está judicializado, pero que todavía el Ministerio Público de la Acusación no ha actuado”, explica el edil justicialista.

Según relató, “la situación ha llegado al estado crítico de estar horas encerrados en la escuela, el personal docente. En el caso nuestro, la semana pasada que hicimos una visita junto al concejal Lucas Maguid, y estuvimos tres horas sin poder salir por los hechos de violencia que se daban afuera. No hay respuesta de las autoridades, y los vecinos están desesperados con lo que están viviendo, con el nivel de violencia en un barrio que es populoso, que está justamente limitando esa zona con barrio San José y que no se le ha encontrado una solución al tema todavía”.

Comunicado

Los directores de la Escuela 1130 elevaron el viernes pasado una comunicación a las autoridades ministeriales sobre la situación que aqueja a la comunidad escolar. “La escuela es una institución social y por lo tanto es interpelada por todas las problemáticas que afectan al contexto donde está inserta y la inseguridad es un problema para las familias del barrio y que lo manifiestan públicamente”, dice la comunicación.

Directivos de las instituciones que comparten el edificio escolar –EESO N° 528, grados de la Escuela nocturna (CEPA N° 50), el Taller Manual N° 186, y el Jardín N° 22- solicitaron ampliar el corredor de la Policía Comunitaria. Directores y vicedirectores denuncian agresiones verbales al personal, robos de motocicletas y amenazas con armas de fuego, robos a familiares y alumnos en inmediaciones del establecimiento, jóvenes que intentan ingresar a la institución, portación de armas blancas, entre otros puntos.

“Desde la escuela se sigue trabajando para tratar de ofrecer todas las condiciones de seguridad que necesitan los niños en primer lugar, y todo el personal de la escuela”, finaliza el comunicado de los directores.