De esa forma, el ministro de Seguridad de la provincia dio cuenta de las reformulaciones en la Policía Comunitaria. También se refirió al hallazgo de teléfonos celulares en manos de integrantes de Los Monos que se encuentran detenidos en Piñero.

Maximiliano Pullaro (LT10)

Ante los reclamos de los vecinos por la ausencia de la Policía Comunitaria, el propio ministro de Seguridad de la provincia aclaró que “se tomó la decisión de reformularla para ganar presencia policial en calle”.

“Necesitamos que la presencia policial se pueda ver y que, en función de lo que brinda la tecnología, poder controlar y saber si se cumplen o no los objetivos. Si realmente se llevan adelante las rondas de los caminantes en función de los datos de análisis criminal que abarca la Unidad Regional o la central operativa. Estamos reformulando para tener mejores y mayores respuestas”, esgrimió Maximiliano Pullaro esta mañana al ser consultado por LT10.

En ese orden, explicó que hasta el momento se mantenían casas con un jefe, en tanto el control lo ejercían directamente los superiores. “También, teníamos en todas las casas comunitarias muchas críticas de que los jóvenes que trabajaban en las casas Policía Comunitaria pasaban mucho tiempo en los móviles o dentro de las casas”, indicó el funcionario. Por lo expuesto, se planteó una reformulación progresiva a instancias de los aportes tecnológicos que permite realizar un seguimiento georreferenciado y “ver si cada uno de los objetivos que se le pone a cada uno de los binomios que tiene la Policía Comunitaria se cumplen y se van ajustando en tiempo real”.

Asimismo, el titular de la cartera de Seguridad dio cuenta que hace dos años se incorporó una tecnología que permite entablar comunicaciones encriptadas en la órbita de la Policía de Santa Fe. “Fundamentalmente –adujo–, porque los delincuentes con un handy común podían tomar la frecuencia policial y saber qué hacía la Policía”. Asimismo, se dispone de un GPS que permite saber “dónde está en cada momento el móvil. De esa manera, llevamos adelante un despliegue y vamos viendo qué hace cada uno de los uniformados en función de un trabajo planificado”.

Por otra parte, el ministro se refirió a una serie de allanamientos que se efectuaron a raíz de las balaceras que recibieron viviendas que pertenecieran al juez Ismael Manfrín. “El sábado, en función de lo que se encontró en una requisa en el pabellón donde se encuentran los miembros de la banda Los Monos, salvo los que se trasladaron (a cárceles federales) el miércoles pasado, elementos tecnológicos que fueron aportados para que puedan ser peritados”, comentó y confirmó que se halló una cantidad significativa de teléfonos celulares en la cárcel de Piñero.