El ministro de Seguridad de la provincia respondió al pedido de mayor cantidad de agentes para custodiar a los jueces. “Muchas veces el Poder Judicial manda a los efectivos a llevar diferentes sobres o papelería y eso lo tiene que hacer un cadete”, se quejó el funcionario.

El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, reclamó al Poder Judicial de Santa Fe que los policías asignados a tareas judiciales “cumplan tareas de policías” y no de “cafeteros de jueces, ni mandaderos de jueces”.

Consultado por el reclamo del ministro de la Corte provincial, Daniel Erbetta, para que el gobierno provincial disponga mayor cantidad de efectivos para la custodia de jueces tras el ataque a Ismael Manfrin, el ministro Pullaro sostuvo que hay unos mil agentes asignados para tareas judiciales en general.

“Tenemos cerca de mil policías de los 23 mil asignados en distintas consignas judiciales, a cuidados de edificios, cuidado de magistrados y no es un número menor”, dijo el ministro este miércoles.

“Lo que sí vamos a discutir y para eso vamos a citar a los miembros de la Corte, es cuál es el rol que debe tener la policía como auxiliar de la Justicia”, añadió Pullaro.

El ministro provincial agregó que “en muchos casos los policías no sólo están custodiando los edificios sino que también se los manda a llevar diferentes sobres o papelería de Tribunales. Eso lo tiene que hacer un cadete, bajo ningún concepto lo debe hacer la policía”, se quejó Pullaro.

Finalmente el ministro de Seguridad dijo que se debe ser “eficiente” en la asignación de los recursos.

“Eso significa que los policías que asignemos a tareas judiciales cumplan tareas de policías; ni de cafeteros de jueces ni de mandaderos de jueces sino para custodiar lo que los magistrados consideren necesario”, concluyó.