En la mañana de este sábado se realizó en la Catedral santafesina la primera ceremonia de asunción del flamante Arzobispo de la Arquidiócesis de Santa Fe, Monseñor Sergio Fenoy.

El acto religioso contó con la presencia del gobernador de la provincia Miguel Lifschitz, el intendente de la ciudad de Santa Fe José Corral y autoridades del gabinete provincial y local. También estuvo presente monseñor José María Arancedo, el arzobispo saliente.

Fenoy dijo por Aire de Santa Fe que el primer sentimiento es de agradecimiento, afecto y alegría.

Respecto de su futura gestión, indicó que sobre los temas específicos se informará paulatinamente. Señaló que no conoce mucho la ciudad, pero destacó que su recibimiento fue con mucha gentileza y cordialidad.

También fue consultado acerca del debate en el Congreso sobre el aborto legal y ratificó la defensa de la vida.

Al término de la ceremonia, el gobernador Miguel Lifschitz manifestó que José María Arancedo se va con el cariño de toda la comunidad santafesina. “Se va con mucho reconocimiento de la comunidad, muy comprometido y responsable frente a problemas sociales”.

” Con respecto a Sergio Fenoy yo lo conocí mucho cuando fui intendente en Rosario. Es una persona sencilla, comprometida y afable en su trato, estoy seguro que va a cumplir muy bien su rol”.

El gobernador ratificó que coordinarán una reunión con Fenoy para la semana que viene.

Por la tarde, a partir de las 17 horas la ceremonia para todo público será en la Basílica de Guadalupe.