Empieza el mundial y el sábado juega Argentina contra Islandia (País de la Isla) y lo demás que pueda editorializarse si que importa, pero poco.

El suegro del presidente de AFA, un “Chiqui” de 100 kilos de apellido Tapia, va a hacer paro de camioneros. No habrá piquetes, aseguró, o sea que los camiones van a poder circular tranquilos por las rutas argentinas. Sobre todo los que son conducidos por robots. Hay uno que está en Tecnópolis, así que no hay excusas para culpar a Moyano por desabastecimiento. Que pongan en marcha los transformers si son tan pícaros.

Como se sabe, Moyano grande dijo que no le tiene miedo a ir en cana, “si quieren que me vengan a buscar”, dijo con el ticket directo a Rusia en la mano. Las malas lenguas dicen que las cosas vienen todas en comba para Macri y lo de Moyano, en realidad, sería una cortina de humo para tapar el fracaso de la selección. Dicen…

Por eso metieron la votación del aborto, el juicio oral a López, sigue la novela de Nahir Galarza, inventaron el acuerdo con el FMI armando una crisis del dólar -que no existe- y hasta los gremios se plegaron a la jugada haciendo paros, marcha y quilombo en todo el país.

“Ya no es como antes”, dice un viejo funcionario alfonsinista, “antes usábamos el fútbol para tapar las cagadas que nos mandábamos, ahora es al revés”, asegura el hoy macrista, “Macri se hace el que no mete uno para cubrir la falta de definición de Higuain”. Es que el país puede bancarse una megadevaluación, una inflación del 300%, desabastecimiento y desocupación criminal, ahora otra final por los caños sería el caos total. Diciembre del 2001 sería un chiste al lado de otra final fallida, ni hablar si no pasamos a octavos. Ya Bullrich está pensando en invadir Puerto Montt con Gendarmería, buscando mapuches, para realzar el patriotismo nacional.

Algunos hasta se animan a arriesgar que fue Macri quien pidió una manito a Trump para que se junte con Kim Jong-un. Se especula hasta con que Donald la pudra mojándole la oreja al gordito nerd, para armar una “general mi general” en el caso que una lesión deje fuera de competencia a Lio.

En este mes veremos todo tipo de polémicas menores como la independencia final de España -que se separará de Catalunya-. La filtración de fotos intimas de Angela Merkel en terlipes y la fuga de Lula de la cárcel, pidiendo asilo a Putin para ir a ver juntos los partidos y entablar una relación sentimental gay oficializada en la final…

Las cosas que se van a hacer para tapar lo que pase en Rusia 2018 son inimaginables.

Intendentes de capitales de provincia procesados por ser narcotraficantes y utilizar vehículos del municipio para distribuir merca. Todas locuras como la de Varisco en Paraná se van a escuchar, tanto como el silencio de demás intendentes del oficialismo nacional.

Hasta están craneando la posibilidad de usar un jefe de policía provincial, preso durante 6 años, que no era culpable del delito que se le plantó y pasar a investigar a los fiscales que le hicieron una cama, bolsa de dormir o camisa de fuerza para acostar al gobierno provincial santafesino siempre tan opuesto a los gobiernos centrales.

Inventarán una camioneta del Ministerio de Acción Social que muerde la banquina y se queda tomando agua en la zanja con kilos de yerba -no apta para el mate- que traficaba azúcar impalpable en la provincia, en los primeros días de 2012.

Se sabe que acá el único Mercado que importa es Gabriel, el defensor con cara de defensor de patada fácil y titular.

¿Ajuste?,Sería con línea de tres o con dos delanteros delante de Messi ¿No? ¿Deuda? Sí, sí, iba a ser Romero pero ahora el que ataje los penales va a ser un tipo que es todo un Caballero y pelado como el del BCRA que lo único que patea son las Lebacs y a un par de meses.

¿Inseguridad? Entonces mejor andar Armani hasta los dientes siempre nos roban en los mundiales, si no es un penal como en el 90 es una roja como la de Ortega en Francia 98.
Sí, sí, puede ser que se hayan mezclado los tantos en esta editorial. Ocurre que la política, la economía y demás banalidades confunden lo principal con lo accesorio y tratan de confundir al pueblo argentino con crisis cambiarias y despidos en masa para esconder el nivel preocupante de la selección de mitad de cancha para atrás.

No nos dejemos engañar por las cortinas de humo que pretenden esconder lo que puede pasar en el mundial. Sabemos los argentinos lo que es verdaderamente importante. ¿O acaso alguna vez ustedes vieron Boulevard hasta las ubres de gente festejando la baja de un precio? Sí, está bien que desde la Primera Junta que no baja ni el precio de la mazamorra. Pero por algo será.

Y no me vengan con los Dujovne, Peña o Quintana que nunca ganaron nada.

Dejennos en paz con el fobal este mes, después cuenten lo que hicieron mientras mirábamos la tele y traigan la cuenta que si hay que pagar por estos momentos de argentinidad, pagamos aunque sea caro y a cien años. Todo vale la pena, manchen lo que quiera… menos la pelota.