Al menos una persona ha muerto y otras tres han resultado heridas al embestir una furgoneta a un grupo de cuatro personas en la madrugada del lunes tras terminar el concierto del cantante estadounidense Bruno Mars en el festival PinkPop celebrado en Limburg, Holanda.

La Fiscalía ha confirmado que el conductor de la furgoneta es un holandés de 34 años que se ha entregado a las autoridades locales de Ámsterdam. Anteriormente, la Policía dijo que lo había detenido tras localizar el vehículo supuestamente empleado en el suceso. Sin embargo, de momento se desconocen los motivos que le llevaron a arrollar a los participantes de este festival la pasada madrugada.

El atropello ocurrió en la ciudad de Landgraaf a las 04.00 hora local (02.00 GMT), minutos después de terminar el concierto de Bruno Mars, el último del festival. La colisión tuvo lugar en la vía pública, cerca de la entrada principal del campamento donde muchos de los asistentes acuden a pasar la noche en sus tiendas de campaña.

El vehículo, cuyo conductor se había dado a la fuga después del accidente, fue identificado por las autoridades holandesas como una furgoneta blanca, probablemente una Fiat Doblo con los números 257 en la matrícula.

Los heridos, en estado de gravedad, fueron trasladados a hospitales cercanos en Heerlen y Maastricht.