El presidente de Colombia solicitó al organismo que “intervengan, discuta, y utilice las herramientas que tienen a su disposición” para evitar que sigan registrándose víctimas por la represión del régimen de Daniel Ortega.

Juan Manuel Santos pidió este miércoles al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y al Consejo Permanente de esa organización intervenir en la crisis que vive Nicaragua.

El presidente de Colombia hizo la petición en la ciudad de Cartagena de Indias, donde hoy intervino en un foro regional sobre prevención de desastres naturales, y comparó la crisis de ese país centroamericano, que ya deja más de 200 muertos, con un peligroso huracán.

“Hay otro huracán que es de categoría 2, pero que está creciendo y se llama Nicaragua; yo quiero hacerle un llamado al señor secretario general de la OEA y al Consejo Permanente, que por favor intervengan, discutan, utilicen las herramientas que tienen a su disposición para que ese huracán no siga creciendo y no siga produciendo víctimas”, manifestó Santos.

Nicaragua está hace más de dos meses sumergido en una crisis social y política con protestas diarias contra el presidente, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

La represión de las manifestaciones, que han dejado más de 200 víctimas, comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo para que Ortega, quien lleva once años en el poder, renuncie al cargo.

Por los hechos el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, consideró urgente que una comisión internacional investigue la violencia en ese país y dijo que la mayoría de las víctimas “lo han sido a manos de fuerzas policiales o de grupos progubernamentales, incluso con la participación de francotiradores”.

Santos, que habló en la instalación de la VI sesión de la Plataforma Regional para la Reducción de Riesgo de Desastres en las Américas, a la que asisten representantes de más de 30 países, se refirió también a la situación en Venezuela.

El presidente aseguró, en medio de aplausos, que en Venezuela hay un desastre producido por el hombre debido a “malas políticas” y a la “corrupción”, permitiendo una crisis que comparó con un “huracán de categoría 5”.

“Hay un huracán de categoría 5 que se asentó en Venezuela y está produciendo víctimas y Colombia es el país que más está sufriendo”, dijo en referencia al flujo de personas que a diario atraviesan la frontera común.

Según el mandatario, “más de un millón de venezolanos han llegado a Colombia” donde han recibido acogida, pero agregó: “ese huracán tiene que pasar y ojalá pase rápido”.

Santos calificó como una “obligación” de todos respetar los derechos humanos y señaló que el respeto por las “libertades” debe unir a los países así como la lucha para mitigar los riesgos del cambio climático.