El Instituto Provincial de Estadísticas y Censos elaboró un listado. La naranja lidera el ranking de incrementos interanuales.

El ritmo inflacionario se aceleró en los últimos meses y su impacto se nota en los volúmenes de ventas de los supermercados, granjas y, sobre todo, en los changuitos y bolsillos de los consumidores. ¿Cuáles fueron los alimentos y bebidas que registraron mayores aumentos en el último año en Santa Fe? La naranja lideró el ranking, con una suba del 118 % entre mayo de 2017 e igual mes de este año. Más de cuatro veces el índice de precios al consumidor elaborado por la provincia, que dio 22,6 %.

Con esta lista de precios medios de mayo pasado dada a conocer por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) esta semana, LaCapital elaboró un top ten de los alimentos y bebidas que aumentaron en el último año. En primer lugar se ubicó el kilo de naranja que —según la encuesta estatal— en mayo costaba 32 pesos, mientras que en igual mes del año pasado se conseguía a 14,67 pesos. No se trató de una suba lineal, ya que como otros alimentos frescos —en particular, verduras y frutas— suele impactar la estacionalidad y los eventos climáticos.

La variación de la remarcación de los precios de los alimentos y bebidas que más subieron fue tomada en base al relevamiento que realiza el Ipec mensualmente de unos 22.400 precios en 1.000 comercios. El organismo retomó la publicación de precios de un conjunto de 48 alimentos y bebidas desde mediados de 2016, tras el apagón estadístico.

A la naranja le siguió el kilo de cebolla, que pasó de valer 12,35 pesos en mayo de 2017 a 23,13 pesos el mes pasado, lo que significó un incremento del 87,28 % en doce meses. Cerca de la mitad de ese incremento se registró el mes pasado, con una suba del 44,7 %. Además de la variable climática, está presionando sobre el precio la exportación de cebolla a Brasil.

Harina En el tercer lugar se ubicó un producto muy sensible dentro de la canasta familiar: la harina de trigo común, que pasó de costar 10,34 pesos un año atrás a 16,48 pesos en mayo pasado. Esto representa un aumento del 59,38 % en doce meses, pero casi la mitad de esa remarcación se produjo el mes pasado: 25,8 %.

El trigo es un producto que está atado al precio internacional de comodities en dólares, por lo que la devaluación es trasladada por los proveedores a la góndola.

En el cuarto lugar de mayores aumentos se ubican los huevos de gallina, que pasaron de costar 29,83 pesos en mayo de 2017 a 46,93 pesos el mes pasado. Esto significó un incremento del 57,32 %. En el quinto lugar está la lechuga, que aumentó 39,73 % mayo pasado contra el mismo mes del año pasado.

La cerveza, en el top ten

En el sexto lugar aparece la cerveza de litro, que pasó de costar un precio medio de 34,68 pesos a 47,10 pesos, lo que significó una remarcación del 35,81 %.

El ranking se completa con el yogur firme de 195 centímetros cúbicos, con una suba del 33,43 %; agua sin gas de 1,5 litro (32,02 %); el kilo de pan francés tipo mignon (32,74 %) y la sal fina de 500 gramos (31,38 %).

Apenas por unas centésimas no entró el filet de merluza (31,31 % de suba en el último año). Le siguió el pollo, con un aumento del 26,05 %. En tanto, los cortes de carnes vacuna incluidos en el relevamiento del Ipec (picada especial, paleta, cuadril, nalga e hígado) arrojaron una remarcación promedio del 14,54 % anual.

El tomate, en baja

En el otro extremo de la lista de alimentos y bebidas, el tomate registró en mayo respecto a igual mes del año pasado una caída del 24,2%. Y sólo dos productos relevados y publicados por el Ipec subieron un dígito su valor en el último año: el kilo de papa (2,7%) y el litro de vino común, que fue remarcado un 7,69 % entre mayo de 2017 y el mes pasado.