El Gobierno santafesino también incrementará las medidas de seguridad en Tribunales y el Centro de Justicia.

En medio de la saga de ataques a balazos que este fin de semana incluso salpicó a funcionarios policiales que investigaron a “Los Monos”, el Gobierno de Santa Fe le propuso a los jueces penales instalar vidrios blindados para mejorar la protección en sus viviendas.

Las amenazas que en los últimos días llegaron hasta el frente de propiedades de ex miembros de la División Judiciales son el antecedente más cercano de una seguidilla que empezó a fines de mayo con dos tiroteos contra inmuebles que había ocupado Ismael Manfrín, presidente del tribunal que condenó a la familia Cantero y a otros miembros de la banda.

Luego de la reunión que mantuvieron referentes del Ejecutivo y de la Corte Suprema, la propuesta para reforzar las aberturas de otros posibles blancos quedó a consideración de los jueces. Mientras tanto, la Casa Gris avanzó sobre un reclamo puntual que ya estaba sobre la mesa e incrementó la cantidad de policías asignados a la custodia de los Tribunales de Pellegrini y Balcarce.

Según informó el portal Tiempo de Justicia, las autoridades del Estado decidieron así compensar la sangría que se había producido ante la puesta en marcha del Centro de Justicia Penal. A su vez, también tienen previsto ajustar el monitoreo en este último edificio e instalarán más cámaras de videovigilancia. De la mano de esta reforma se destinarán cuatro uniformados a hacer un seguimiento permanente de las filmaciones.