Las nenas de 9, 13 y 15 años, ya se están vinculando con su futura madre adoptiva. “Cuando ellos decidan que pueden irse a vivir allá, van a ser derivadas al equipo local”, explicaron funcionarios santafesinos.

Los primeros días de mayo, la provincia abrió una convocatoria para adoptar a tres hermanitas.  Recibieron 266 postulantes de todo el país, aunque hubo una mayoría de matrimonios y también personas solteras de 14 provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Casi en su totalidad fueron de nacionalidad argentina y un matrimonio boliviano que reside en la provincia de Buenos Aires. Las nenas de 9, 13 y 15 años ya están trabajando con la Dirección Provincial de Niñez y personal del Ruaga (Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos) para vincularse con su futura madre adoptiva. “Cuando ellos decidan que pueden irse a vivir allá, van a ser derivadas al equipo local y nos van seguir informando”, explicó el juez Marcelo Escola, juez de Familia de la ciudad de San Lorenzo.

Matias Figueroa Escauriza, a cargo de Asuntos Registrales de la provincia, dijo a El Ciudadano: “Las hermanitas tuvieron un primer encuentro en Rosario y tendrán otro antes del fin de semana. Fue muy positivo y es parte del período de vinculación. Pedimos el resguardo de la intimidad para no afectar el proceso que puede o no ser positivo y quedar en una adopción”

En declaraciones a LT3, el juez sostuvo que la mujer “tiene una gran necesidad de conformar una familia, cuenta con elementos materiales económicos importantes y desde lo emocional entiende que para satisfacer su deseo de vida quiere dar amor y contención a niños que lo necesiten“.

“Lo hizo primero a través del trabajo social y estuvo colaborando en otras provincias, incluso fue al Impenetrable en el Chaco. Su papá fue quien vio la convocatoria y le avisó“, recordó.

Escola detalló que la futura madre adoptiva “ya estaba en registros de Córdoba desde hace mucho tiempo”. Y agregó: “se anotó siendo muy joven al saber que a futuro no iba a poder tener hijos”. Si bien “había hecho algunos intentos, no lo había logrado”, por lo que la iniciativa del gobierno de Santa Fe le abrió la puerta para cumplir su sueño.

“Después de la convocatoria, la lista se redujo a menos de 30 (aspirantes) porque algunos van tomando consciencia de lo que significa un cambio tan importante y muchos fueron desistiendo”, comentó el titular del Juzgado de Familia de San Lorenzo, unos 20 kilómetros al norte de Rosario. Para llegar a elegir a la mujer finalmente se realizaron 7 entrevistas e incluso una de ellas terminó con los interesados desistiendo tras la charla en los Tribunales.

“Acá es importante que se sepa que no hay ningún tipo de prejuicios. Entre los modelos de familias existen estas de personas solas”.

Cuando lanzaron la convocatoria, 120 personas se anotaron en las primeras 7 horas. “La sociedad nos vuelve a sorprender con un enorme gesto de solidaridad y cariño para poder brindarle mucho amor a las niñas que, por circunstancias de la vida, hoy se encuentran institucionalizadas pero su único deseo es poder formar una familia las tres juntas”, expresó  Matías Figueroa Escauriza.

“Al igual que en la primera convocatoria que realizamos en octubre del año pasado estamos muy contentos y sorprendidos con la respuesta obtenida en las primeras horas. Estamos muy agradecido a los medios de comunicación por difundir el caso para poder llegar a la mayor cantidad de hogares posible”, destacó el funcionario provincial.

La primera solicitud la envió una mujer soltera de la localidad de Sunchales en la provincia de Santa Fe, tres minutos después de que se habilitara el sitio web donde puede completarse el formulario para ingresar a la lista de interesados.

Santa Fe es una de las cuatro provincias donde se registraron más inscriptos junto con Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos. La nómina cuenta con familias desde Santa Cruz hasta Formosa.

Figueroa Escauriza destacó que las niñas no plantearon ningún tipo de obstáculo ante una posible mudanza a cualquier parte del país. “El único pedido que nos hicieron fue el de permanecer las tres juntas y poder encontrar una familia que les dé mucho amor y cariño”, agregó.

La iniciativa provincial se realiza por Internet hasta el próximo 18 de mayo. Fue el paso siguiente tras haber agotado la búsqueda de una familia a través del Registro Único Provincial de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga) y la Red Federal de Registros.

Qué es el Ruaga

El Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos recibe todas las solicitudes de las personas con domicilio en la provincia de Santa Fe que desean adoptar una niña, niño o adolescente. Los evalúa y conforma una lista única provincial ordenada cronológicamente. Todos los aspirantes, al momento de solicitar su inscripción, definen su disponibilidad adoptiva, determinada por variables como sexo, edad, estado de salud y si aceptan grupos de hermanos.

Cada vez que el Ruaga toma conocimiento de que un niño fue declarado en situación de adoptabilidad, busca postulantes en la lista única de acuerdo a la disponibilidad adoptiva declarada. Cuando se agota la búsqueda por no encontrar aspirantes que se ajusten a la adoptabilidad y tampoco hay una respuesta favorable del pedido de colaboración a la Red Federal de Registros, se procede a la convocatoria pública “a los fines de maximizar la búsqueda de una familia para que toda niña, niño o adolescente de la provincia de Santa Fe pueda tener un hogar y crecer en un ambiente de compresión de donde se le brinde amor, cuidado integral de su salud, educación y seguridad”, completó Figueroa Escauriza.