Sucedió en Funes. Un hombre de 23 años reaccionó de esa forma cuando era trasladado a la seccional.

Un muchacho de 23 años, que había sido detenido por protagonizar una violenta pelea con su padre, comenzó a agredir al personal policial que lo mantenía a resguardo en la seccional de Funes e incluso llegó a morder la mano de un policía.

El hecho sucedió ayer a la tarde y comenzó con una pelea entre padre e hijo que se produjo en Vélez Sársfield al 700 en Funes. La policía acudió allí por un llamado a la central de emergencias 911 que daba cuenta de una violenta reyerta entre Germán C., de 47 años, y Brian C., de 23.

Según fuentes del Ministerio de Seguridad, ambos manifestaron haber sufrido lesiones y tener intenciones de radicar la denuncia penal por lo ocurrido. Los voceros indicaron que al momento de producirse el traslado de ambos a la Seccional 23ª, Brian comenzó a agredir al personal policial y mordió una mano de uno de los efectivos, casándoles una lesión.

De acuerdo a esa versión, el policía tuvo que reducir por la fuerza al agresor para luego colocarle las esposas y llevarlo así a la dependencia policial.