El intendente encabezó la entrega de escrituras traslativas de dominio a 75 familias de 12 barrios de la ciudad. La iniciativa forma parte del programa de Regularización Dominial que lleva adelante el gobierno de la ciudad desde hace una década y que posibilitó que a la fecha más de 4 mil vecinos cuenten con la documentación que acredita que son dueños del terreno en el que viven.

“Gracias a nuestro Intendente porque hoy venimos a recibir las escrituras, que hace más de 50 años que estaba esperándola. Me siento muy satisfecha de venir a este lugar tan especial y agradecerle a José Corral, de parte de toda mi familia. Recibir la escritura es para mí algo especial, se las voy a dejar a mis hijas para que el día de mañana tengan lo que tanto luché: su propia casa”. Las palabras pertenecen a Leonor Rodríguez, una de las 75 santafesinas que recibió las escrituras de su casa de manos del intendente José Corral en un acto que se desarrolló la semana pasada en el Hall del Palacio Municipal.

La entrega de los documentos se realizó en el marco del programa de Regularización Dominial que hace diez años lleva adelante el Gobierno de la Ciudad en 50 barrios, donde se detectaron asentamientos informales en los que residían familias que no contaban con la propiedad ni del terreno ni de la vivienda que habitan. Con el acompañamiento del Estado a partir del trabajo de agrimensores, asistentes sociales, escribanos y distintos profesionales, se otorgaron a la fecha 4.204 escrituras. En esta oportunidad, fueron beneficiados vecinos de 12 barrios ubicados en tres distritos: San Agustín, Estanislao López, Yapeyú, Eva Perón, Abasto (Distrito Noroeste); Barranquitas, Los Hornos, San Pantaleón y Villa del Parque (Distrito Oeste); y los barrios 12 de Octubre, Santa Rosa de Lima y Mosconi, correspondientes al distrito Suroeste.

Política de Estado

“Este es un acto muy importante y nosotros también compartimos la emoción de tener los papeles de la casa”, afirmó el intendente José Corral previo a la entrega de escrituras. Sobre la ceremonia, señaló que “nos gusta hacerla acá, en el hall de Palacio Municipal que es el lugar más importante del municipio y es de ustedes”.

Respecto a la documentación otorgada, el mandatario santafesino definió que “estamos reconociendo un derecho que se lo han ganado, que es de ser el dueño del lugar donde ha puesto con esfuerzo cada ladrillo, la puerta, las ventanas y las chapas, con mucho sacrificio”. Fue así que continuó: “Lo más importante que tenemos es nuestra casa, entonces ese papel que se llevan es la demostración de que son los dueños, de que los hijos lo van a heredar y que el día de mañana, si por motivos de trabajo o lo que sea se tienen que mudar, la casa no se va a malvender, porque tener la escritura aumenta su valor entre 10 y 15 veces más”, destacó José Corral como parte de los beneficios de ser titular de la vivienda.

Con esta medida, consideró el Intendente también que “el barrio mejora inmediatamente, porque uno cuida mejor lo que es suyo”. Hacia el final, remarcó que “los gobiernos estamos para ayudar” y reconoció el rol de instituciones como Los sin Techo que “vienen realizando un trabajo extraordinario desde hace décadas”. El titular del movimiento, José Luis Ambrosino, participó del acto junto el director de Santa Fe Hábitat Agencia para el Desarrollo Social y Urbano, Eduardo Rudi; la coordinadora del programa de Regularización Dominial, Natalia Fantino; y el concejal Carlos Pereira. “Estamos muy contentos, compartimos la alegría con todos ustedes, vale la pena darle valor y festejar las cosas que logramos”, celebró el intendente José Corral.

Medida fundamental

José Luis Ambrosino participa de todos los actos en los que el Gobierno de la Ciudad entrega el título de propiedad de las viviendas, porque a muchos de los beneficiarios del programa los ayudó a construirse su casa: “Para el Movimiento Los Sin Techo, la entrega de escrituras que regulariza dominialmente la posesión de las casas es fundamental. Nosotros desde hace 20 años que venimos bregando que todas las casas que se construyeron, en el Oeste, en el Norte y en Alto Verde, se regularicen”, relata. En ese sentido, consideró que “lo que está haciendo la municipalidad, de alguna manera, conforma lo que nosotros pretendíamos. Así que nosotros somos defensores incondicionales de esta tarea” y resaltó que “para nosotros es fundamental porque hasta hace poco las personas sin sus escrituras eran ‘NN urbanos’ y todo se desvaloriza si no se tiene el título de propiedad”.

Ambrosino recordó que en 2007 el Padre Atilio Rosso encabezó un acto en la escuela Don Bosco en el que pidió como prioridad para el Movimiento comenzar con el Plan de Regularización Dominial. “Se habían hecho muchas viviendas y habíamos llegado al siglo XXI sin ranchos en Santa Fe y con viviendas construidas en situaciones irregulares. Hoy es una política de Estado de la municipalidad y sea la autoridad que esté tiene que seguir asumiendo y consolidando este programa”, afirmó el titular de Los Sin Techo.