Se enmarca en el Plan Abre Vida y es impulsada por la Agencia de Prevención de Consumo de Drogas y Tratamientos Integrales. Las piezas gráficas circularán por medios masivos de la provincia.

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, encabezó este jueves en Rosario, la presentación de la campaña de prevención de consumo de drogas y alcohol del plan Abre Vida.

Enmarcada en el Plan Abre Vida e impulsada por la Agencia de Prevención de Consumo de Drogas y Tratamientos Integrales (Aprecod) del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, tiene entre sus principales objetivos reflexionar acerca de los consumos, no naturalizarlos ni minimizar los riesgos que conllevan. El enfoque está basado en datos construidos a partir del trabajo preventivo realizado en escuelas, clubes y espacios recreativos.

La campaña se suma como una herramienta para acompañar de manera transversal todas las acciones e iniciativas preventivas que desarrolle el gobierno provincial, de modo de involucrar a la ciudadanía de una manera participativa, colaborativa e inclusiva.

Durante la actividad, que tuvo lugar en el salón Rodolfo Walsh de la sede de Gobierno en Rosario, Farías expresó que “como sociedad estamos viviendo una verdadera crisis de valores que nos lleva a repetir y reproducir conductas perjudiciales para nuestra salud y para la vida en comunidad; una crisis que nos quita calidad de vida al no poder controlar determinados consumos o cuando estos nos invaden al punto de impedirnos hacer aquellas cosas para las que tenemos potencialidades y ganas, y que realmente nos hacen felices”.

En ese sentido, explicó que “una de las contradicciones que vivimos permanentemente es la de tener la sensación de que determinado consumo o actitud nos va a producir un placer inmediato, pero cuando se transforma en un problema y la sustancia genera dependencia, empezamos a vivir una vida que está muy lejos de producirnos felicidad”.

“Hay momentos en los que uno tiene la oportunidad de imponerse a esa situación y evitar seguir en ese espiral que desemboca en una circunstancia perjudicial. Es el momento de decir no, que parece fácil pero en determinados períodos de la vida representa un desafío, fundamentalmente para los jóvenes y adolescentes. Por eso es necesario brindar herramientas y llegar a todas las personas para ayudarlas a tomar las decisiones que colaboren con una sociedad mejor”, remarcó el ministro.

Además, indicó que “muchas veces se pone el foco en el consumo de drogas más o menos duras, pero vemos en las estadísticas que el consumo que más nos afecta como sociedad es el de alcohol; y uno de menor registro, pero igual de importante, es el de psicofármacos, que son sustancias legales”.

“Esto nos lleva a reflexionar y a entender que lo más importante como sociedad es generar fuerzas que nos ayuden a controlar esos consumos, más allá de la penalización. Si no logramos evitar que la gente se refugie en el consumo de sustancias, de nada van a servir las restricciones legales”.

Farías explicó que la campaña busca “combatir el problema por la positiva. Hay que fortalecer las posiciones y voluntades de las personas involucradas: fortalecer el no, fortalecer la idea de que hay límites. Mientras más crecemos, más entendemos la importancia de estos límites y, seguramente, más de una vez hemos agradecido el haberlos respetado”.

ABRE VIDA

Implementado en 2017 por la provincia de Santa Fe, este plan promueve políticas públicas desde una perspectiva integral y de derechos, destinada a la prevención de adicciones a través de propuestas que estimulen la construcción de proyectos de vida y hábitos saludables.

Abre Vida articula con actores fundamentales para la prevención: docentes, auxiliares, equipos técnicos de áreas sociales, autoridades municipales y comunales, referentes de organizaciones sociales con diversos perfiles, adultos referentes en comunidades de clubes sociales y deportistas destacados.