La organización Unidad Provida informó que una mujer había perdido órganos después de que le suministraran misoprostol en el hospital Iturraspe de la capital provincial. Desde el Ministerio de Salud confirmaron que se hacen 1.500 interrupciones legales del embarazo por año.

Este jueves la organización Unidad Provida informó que una joven perdió “el útero, ovario y trompa” en el hospital Iturraspe porque le había suministrado la droga misoprostol en el marco de un aborto no punible. Desde el Ministerio de Salud de Santa Fe desmintieron que la información y contaron que la mujer está en buen estado y en recuperación. Se trató de uno de los procedimientos que llevaron a un vecino de barrio Los Pozos a pedirle a la Justicia que investigue si la práctica estaba dentro del artículo 86 del Código Penal. Según estadísticas del Estado provincial, se realizan unas 1.500 interrupciones legales del embarazo por año y desde 2008 las internaciones disminuyeron.

Intencionada

Según publicó la agencia Noticias Argentinas a partir de lo publicado por la organización Unidad Pro Vida, una mujer de 28 años entró el 7 de julio al Iturraspe para que le practicaran un aborto. “Le suministraron misoprostol para acabar con su bebé de 18 semanas, sin atender que esa droga está contraindicada para mujeres con cesáreas. El caso entrará a la Justicia por mala praxis y por fraguar los motivos de la práctica”, afirmó Unidad Provida a través de un comunicado. Después denunciaron que había perdido órganos por el procedimiento, lo que fue desmentido a El Ciudadano desde el Ministerio de Salud provincial.

Esta semana, y a cuenta del avance del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el Senado, los médicos del Iturraspe rechazaron hacer los abortos y pidieron entrar en el registro de objetores de conciencia que tiene 777 inscriptos para distintas prácticas, incluida el aborto no punible.

El Iturraspe es el centro de salud donde en 2006 los profesionales le rechazaron un aborto a Ana María Acevedo (20) que padecía por un tumor (cáncer en el maxilar) y pidió hacerlo para preservar su vida. Los médicos dijeron que no y Acevedo murió después de dar a luz a una beba, que vivió menos de 48 horas. En 2015 el estado santafesino pidió disculpas públicas a la familia de Acevedo por no garantizar el derecho.

Las excepciones

El artículo 86 del Código Penal establece cuáles son las excepciones para cuando un aborto no es punible. El primero es en caso de que la vida de la madre corriere peligro y no hubiese otra opción para salvar su vida que terminar con el embarazo. El segundo es si la concepción haya sido producto de una violación.