Una masa de 11 millones de toneladas se acerca a la costa y obliga a evacuar las viviendas más próximas.

Un iceberg gigante amenaza un pequeño pueblo de Groenlandia. Los desprendimientos de hielo superficial del témpano provocan grandes olas que afectan a la zona costera de Innaarsuit. Advierten sobre peligro de tsunami en esa zona.

Los vecinos de Innaarsuit están acostumbrados al frío, la nieve y el hielo pero no dejan de sorprenderse ante la presencia de grandes icebergs como el que ahora amenaza la tranquilidad de este pueblo en la zona central de la costa oeste de Groenlandia.

Un bloque de hielo que los expertos calculan que pesa 11 millones de toneladas se ha acercado peligrosamente a la costa y amenaza la estabilidad de algunas de las edificaciones de este pueblo de solo 169 habitantes. Las autoridades locales han facilitado el traslado a zonas seguras de las familias más directamente afectadas y siguen con detalle las previsiones meteorológicas y marinas para conocer el rumbo del iceberg.

Si el viento sopla a favor de los vecinos el bloque de hielo seguirá su camino hacia la bahía de Baffin, entre los océanos Atlántico y Ártico. En caso contrario, un movimiento violento de este gigante blanco podría provocar un tsunami que inundaría la costa habitada.

El principal peligro está provocado de momento por los grandes fragmentos de hielo que se desprenden de las zonas altas del iceberg, que al caer al agua provocan grandes olas que alcanzan la costa.

El verano pasado, cuatro personas murieron después de que las olas inundaran un asentamiento en el noroeste de Groenlandia, según han recordado diversos medios de comunicación regionales.