Una beba de 15 días de vida permanece internada en el hospital San Roque de Paraná con un presunto diagnóstico de cocaína en sangre. “La lactancia es una vía de transmisión de sustancias”, habían indicado médicos en un caso anterior.

Una beba de 15 días de vida permanece internada en el hospital materno infantil San Roque de Paraná con un presunto diagnóstico de cocaína en sangre, según publicó Radio La voz.

Su estado es reservado. De acuerdo a los primeros datos, el traspaso de la sustancia se habría desarrollado a través de la leche materna.

Según se supo, el hecho que se registró el domingo por la noche, tras conocerse el diagnóstico, allegados al padre y a su madre protagonizaron una gresca en la guardia y en el frente del nosocomio, sobre calle La Paz.

En otro caso similar registrado en abril de este año, profesionales médicos del hospital de niños habían confirmado que “la lactancia es una vía de transmisión de sustancias”.

La detección de sustancias psicoactivas, en el caso de los niños, se hace “en base a la anamnesis que se le pueda hacer a la madre”, es decir, su historia clínica. Por eso datos no puedan ser divulgados, porque se realizan en función al relevamiento que se detecta cuando ingresan a los servicios.