La medida se adoptó debido a los casos detectados recientemente en la localidad de Canals, provincia de Córdoba.

El Ministerio de Salud, a través de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal), intensificó el alerta de vigilancia de Triquinosis, ante los casos detectados recientemente en la localidad de Canals, provincia de Córdoba, donde han sido afectadas personas que consumieron productos no seguros.

Por este motivo, la Assal recordó las medidas preventivas que deben adoptar criadores, faenadores, elaboradores y consumidores.

Los criadores deben realizar la crianza de animales bajo condiciones higiénico sanitarias adecuadas; limitar o cercar el predio de tal forma que los cerdos no escapen; no alimentarlos con basura ni con desechos cárnicos crudos; controlar los roedores y otros animales que puedan convivir con los cerdos (como comadrejas); y cumplir con lo dispuesto por la normativa correspondiente.

En tanto, si se realiza faena familiar de cerdos, hacer analizar la carne antes de su consumo. En la provincia existen laboratorios registrados donde pueden enviarse muestras de carne para consumo propio (no comercial). Además, los frigoríficos o mataderos deben proveerse sólo de criaderos habilitados y realizar el análisis de los animales faenados.

Todos aquellos que elaboran chacinados para consumo propio (no comercial) deben utilizar carne de establecimientos habilitados o que haya sido analizada. Las carnicerías, fábricas de chacinados o despostaderos, también, deben proveerse sólo de establecimientos habilitados.

A los consumidores se les aconseja adquirir siempre productos rotulados (etiquetados) y sólo en establecimientos habilitados; verificar siempre la información del rótulo del producto; y cocinar completamente la carne.

TRIQUINOSIS

Los síntomas pueden aparecer entre los 5 y los 60 días posteriores a la ingestión del alimento contaminado, siendo los más frecuentes dolores musculares, edema (hinchazón) de los párpados y fiebre; también se puede desarrollar dolores abdominales, náuseas, vómitos y diarrea. En los casos leves, puede confundirse con un cuadro gripal.

La seguridad de los alimentos es responsabilidad de todos los actores involucrados en su elaboración, desde la producción hasta el consumo. Entre todos, construimos la salud. Más información en https://www.assal.gov.ar/eta/triquinosis