El juez en lo criminal y correccional porteño Martín Yadarola procesó esta mañana con prisión preventiva al músico Cristian “Pity” Álvarez por el delito de homicidio agravado por el uso de un arma de fuego.

La madrugada del viernes 12 de julio, Álvarez asesinó de cuatro balazos a Cristian Díaz , de 36 años, en el barrio Cardenal Samoré, de Villa Lugano en circunstancias que todavía se desconocen. La investigación policial comprobó que la víctima no estaba armada.

Después del crimen, el líder de la banda Viejas Locas descartó el arma utilizada y estuvo prófugo durante 24 horas. Minutos antes de entregarse a las autoridades de la comisaría N° 52, Álvarez confesó frente a los medios el asesinato: “Lo maté porque era él o yo. Y creo que cualquier animal haría lo mismo”, dijo.

El músico se encuentra actualmente detenido en el pabellón psiquiátrico del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza.