Este jueves por la tarde, representantes de diferentes vecinales de la ciudad, se reunieron para exponer y debatir diversas cuestiones en torno a la inseguridad.

Desde el móvil, Oscar, representante de la vecinal de barrio Schneider manifestó que una de las problemáticas que aqueja a los vecinos de esa zona es “la usurpación de terrenos y casas desocupadas. Fui amenazado de muerte por poner la cara pero no vamos a bajar los brazos y pedimos a los ciudadanos que se sumen a este reclamo. A las autoridades les pedimos que nos den respuestas de una vez, queremos tener respuestas de inmediato”.

Respecto a que es lo que motiva a distintas vecinales de la capital provincial a reunirse para pedir mayor seguridad, otro de los vecinalistas dijo que “cada barrio tiene distintas características y lo que buscamos es aunar esas caracterìsticas en una estrategia común.

Agregó: “La falta de seguridad en los barrios es responsabilidad de los gobernantes. Nosotros ponemos nuestro granito de arena para iniciar acción a definir hoy. Ya hemos tenido encuentros con autoridades del Ministerio de Seguridad y con las fuerzas de seguridad pero es más complejo”.

Volvieron a manifestar el malestar de los santafesinos por la refuncionalización de la Policía Comunitaria. “Nosotros creemos que directamente la función de esa policía está caída. En barrio Centenario fue una experiencia positiva tener el policía caminando las calles por eso estamos bregando porque vuelvan”.

Por último, otro de los vecinalistas, perteneciente al barrio Nueva Santa Fe, dijo que “hay malestar en todos los vecinos. Hemos tenido acercamientos con autoridades de Seguridad y si bien vemos patrullajes, los vecinos estamos saturados de esta situación”.

Apuntaron que si bien se implementaron patrullajes por cuadrícula, “falta accionar concreto sobre el problema que afecta a cada barrio”. Recalcaron también la falta de iluminación en las calles y los altos pastizales.

Pidieron trabajo coordinado entre el Municipio y la provincia.