Gustavo Orellano estaba dentro de un Fiat Uno estacionado cuando fue atacado desde otro vehículo.

Un hombre de 41 años fue asesinado a tiros dentro de un auto el sábado a la madrugada en la Ciudad de Córdoba. Investigan si se trató de un ajuste de cuentas.

Según informa el periódico local La Voz, Gustavo Orellano tomaba cerveza con otro hombre dentro de un Fiat Uno estacionado cuando fue atacado a balazos desde otro vehículo.

El hecho se produjo cerca de las 6.30 en la calle Julio Arboleda al 2500, en barrio Villa Azalais, hacia el nordeste de la capital provincial.

Cuando la Policía llegó al lugar, Orellano, quien ocupaba el asiento del acompañante, ya estaba muerto. Su compañero, en cambio, estaba ileso.

Por otro lado, horas antes de ese episodio —indica La Voz— fue baleado el frente de una casa donde Orellano y el conductor del Fiat solían parar.

Por eso y porque no hubo intento de robo ni mediación de palabra antes del ataque, fuentes de la investigación indicaron al periódico cordobés que una de las hipótesis es que se trata de un crimen con sello mafioso.

Los agresores están prófugos.