En diálogo con Gustavo Guelbort y Onda Verde, el gobernador criticó al ministro de Transporte.

El gobernador Miguel Lifschitz dialogó con el programa Onda Verde de Radio Mitre Rosario y dio un recorrido por los principales temas de la agenda política, la crisis económica en la que se encuentra el país, la relación con el gobierno nacional, la inflación, el narcotráfico, la reelección y la situación productiva de la provincia.

Dentro de esos ejes desarrollados, el gobernador, en comunicación con Gustavo Guelbort y Onda Verde hizo hincapié en reconocer más la importancia de las provincias argentinas, el federalismo y arremetió contra el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich a quien catalogó de “altanero”.

-¿Cómo esta la provincia en torno a la inseguridad?

Desde luego que el tema de la inseguridad es una desafío permanente de todos los días, avanzamos un poco y retrocedemos cuando pasan estos episodios que tienen que ver con las organizaciones delictivas, un nuevo formato delictivo de los últimos años, estas organizaciones que están vinculadas al narcomenudeo que conllevan a otro delitos.

Pero hay resistencia, hay fiscales que están investigando y espero que pronto podamos llevar a los verdaderos responsables de estos episodios y vamos a luchar contra el delito en Rosario.

-¿Cuán importante es que salga la Ley de Narcomenudeo y que sea injerencia de la justicia provincial?

Es muy importante, no solo para intervenir en los casos de narcotráfico en los barrios, sino por la violencia que se genera. La mayoría tienen que ver con la presencia de estos grupos y que además desarrollan otros delitos, que enredan a jóvenes con problemas complejos en lo social. Creemos que es importante para bajar los niveles de violencia y de la inseguridad, la mayoría están ligado al consumo de drogas y al narcomenudeo.

Por eso queremos tener esa potestad para avanzar de manera más efectiva y frontal.

-¿Y en qué estado esta el tratamiento de la ley?

La semana pasa tuvo media sanción en senadores por unanimidad y ahora pasa a la legislatura provincial y espero que tenga un rápido tratamiento en la cámara de diputados.

-Y en referencia a la Reforma Constitucional, esa reforma implica algunos cambios en el funcionamiento de la provincia…

Tengo expectativas de que se pueda trabajar en esta discusión. Ahora está en la comisión de educación en la Cámara de Diputados, espero que se aceleren los plazos y que llegue al recinto con una discusión profunda y madura.

Nos va a poner a la vanguardia de las provincias, una constitución moderna, con más derechos, con más obligaciones, con más independencia del poder judicial y mayor transparencia.

-Uno de los puntos de la reforma apunta a que se limiten los plazos en los cargos político, como así también ampliar a dos períodos la gobernación ¿Qué pasa cuando dicen que usted se toma esto como una cuestión personal para su reelección?

Lo que estamos planteando es que haya dos períodos para todo el mundo, es un pedido que tiene lógica y también pone límites, para que no haya concejales, senadores o presidentes comunales que estén 20 años.

Me encantaría volver a ser gobernador de Santa Fe porque me siento cómodo en la tarea, sería la oportunidad de darle un broche de oro a todos los proyectos que tenemos en marcha. Pero no es una condición inecaunu para la reforma.

Es una garantía para los ciudadanos, tener un piso de derechos plasmados en la constitución.

-Una de las cuestiones en recortes que vienen desde nación, es la igualdad en la caja de jubilaciones, lo que afectaría el 82% móvil ¿Cómo esta esa situación con el gobierno nacional?

Nosotros tenemos autonomía en la provincia y un régimen acordado políticamente entre todos los partidos, para reconocer el 82% móvil y vamos a seguir manteniendo esa autonomía. La caja es intransferible y no queremos que nadie la traslade a la nación. Queremos darle garantía de que van a tener un régimen jubilatorio de excepción.

El gobierno nacional tiene la idea de jubilaciones, una medida de ajuste que dentro de los acuerdos con el FMI y nosotros nos oponemos a esa medida.

-Hubo un cruce de la palabras con el ministro de Transporte Guillermo Dietrich por el tema de la deuda de la coparticipación y la intensión de la nación de hacer obras en cambio del dinero…

El ministro tiene una mirada muy porteña de la realidad, conoce poco el interior, es muy altanero. Cada vez que vino a la provincia tiene alguna manifestación de agravio hacia el gobierno de la provincia y con cuestionamientos totalmente infundadas.

Con falsedades y su ministerio hasta ahora ha tenido un papel bastante pobre es nuestra provincia de todas las obras que anunció cuando asumió, prácticamente ninguna esta en marcha. Algunas probablemente arranquen en el segundo semestre pero tampoco tenemos hay certezas.

Tenemos una discusión por el aeropuerto que es un servicio nacional y el ministro se niega a portar recursos.

-Hay una situación que tiene que ver con el techo que puso el gobierno nacional con el techo del 15% en las paritarias que la provincia rompió con el 18% y la activación de la cláusula gatillo ¿Qué mirada hace de aquel momento hasta hoy?

Nosotros lo habíamos dicho un buen acuerdo para los trabajadores, reconocía un 18% que fue el más alto reconocido en el país, salvo cuando luego Camioneros logró el 25% por ciento. Además reconocimos una cláusula gatillo que se opera dos veces en el año, a mitad y a fin de año. Por eso a partir de los primeros días de julio han percibido lo correspondiente a la diferencia del primer semestre que un 3,8. Lo que asegura al trabajador que no perderá frente a la inflación.

-¿Cuál es su mirada del contexto nacional y como ve que el gobierno nacional lo esta llevando?

Yo tengo la misma preocupación que tienen todos los argentinos, los trabajadores porque no vemos un plan económico, no vemos un objetivo, no vemos el camino hacia donde nos están llevando, y por otro lado la fotografía de la economía de hoy es realmente muy preocupante. Una inflación por encima del 30%, con tasas por arriba del 70%, con una devaluación que ha tenido un enorme impacto sobre el salario, con una canasta básica que esta por arriba de los 19 mil pesos y el gobierno que lo único que hacer es pedirnos que ajustemos, que hagamos recortes en el gasto público, de las obras, la educación, la salud y no nos parece que esa sea la solución.

Todos estamos de acuerdo en que tenemos que reducir el déficit, que no hay que gastar más de lo que se recauda, pero tenemos que pensar en los sectores más vulnerables de la sociedad, en el crecimiento de la economía, la generación de empleo, debemos sostener los servicios y esto el gobierno no lo esta viendo.

-¿Preocupan los despidos ante la apertura de las importaciones y la falta de trabajo genuino?

En Argentina hace falta un plan de desarrollo, de estimulo de las fuerzas productivas, de defensa del trabajo, es lo que venimos reclamando, eso se logra con mas activad económica, más exportaciones y para eso hay que pensar en el desarrollo de las fuerzas productivas y que la mayoría están radicadas en las provincias, por eso hablamos de federalismo, de un federalismo del siglo XXI.

Hay que dejar de pensar en la ciudad de Buenos Aires y pensar un poco mas en el desarrollo de interior.