Fue anoche en Peñaloza y Pedro de Vega. Los choferes de la empresa aseguran que desde hace 20 días sufren los ataques de menores de edad. Una pasajera resultó ilesa por el piedrazo que impactó en la ventanilla cerca suyo.

Anoche atacaron a un interno de la línea 18 en el norte de la ciudad y por el impacto de la piedra explotó un vidrio lateral de una ventanilla y una pasajera que estaba cerca resultó ilesa.

José Cicerchia, el delegado de los trabajadores de la empresa aseguró hoy en el móvil de LT9 que desde hace 20 días venimos siendo objeto de los ataques de menores de entre 11 a 15 años. La empresa ya hizo las denuncias y se hicieron patrullajes pero los ataques siguieron. Por suerte no hubo ningún lesionado pero estamos cansados. La piedra ayer pasó a centímetros de la cabeza de una mujer, fue tan violento el piedrazo que traspasó el vidrio”.

“Pasamos un mal momento, por la violencia de la explosión, además no solamente la pasa mal el pasajero sino que el chofer se tiene que parar el servicio para ir a hacer la denuncia correspondiente”, finalizó.