Con 18 años, el nieto mayor de la reina Margarita renunció por el momento a su carrera de modelo para comenzar su instrucción militar.


“La escuela educa a los futuros líderes y manos intermedios del Ejército”, explica la casa real danesa al pie de una serie de fotografías distribuidas en las redes sociales en las que se ve al príncipe Nicolás, de 18 años, en compañía del resto de cadetes de su promoción.

El príncipe Nicolás de Dinamarca, conde de Monpezat, con 18 años, ojos verdes y 1,84 de altura es el primer miembro de la realeza europea en hacer de las pasarelas su profesión. Hace apenas un mes, el nieto mayor de la reina Margarita fue la estrella del desfile de Dior Homme en París.

Nicolás, que cumplirá 19 años en agosto, entró a las pasarelas por la puerta grande durante la última London Fashion Week al participar en el desfile de despedida de Christopher Bailey al frente de Burberry.

El príncipe modelo lo volvió a hacer el 23 de junio, en el marco de la semana de la moda masculina de París, abrió y cerró uno de los shows más esperados, el primero del diseñador Kim Jones como director creativo de Dior Homme, mientras celebridades como Karl Lagerfeld, Kate Moss, Bella Hadid o Victoria Beckham lo observaban desde la primera fila.

Ahora, el príncipe asistió a su primer entrenamiento en la escuela militar Hærens Sergentskole de la ciudad danesa de Varde Allí, Nicolás aprenderá a convivir sin las facilidades a la que está acostumbrado ya que tendrá que compartir habitación con otros 11 aspirantes durante los 6 meses que dura su instrucción.

La moda no es lo único de lo que le ha tocado despedirse. También tuvo que separarse de su primer amor, Benedikte Thoustrup, la chica que conoció y conquistó en el internado donde realizó los estudios. La joven pareja tendrá llevar adelante una relación a distancia porque ella tiene planeado mudarse a París para continuar sus estudios en la Sorbona.

De los ocho nietos de la reina Margarita solo Christian, el primogénito de Federico, el heredero, recibirá una renta anual en su condición de futuro monarca. El resto tendrán que ganarse la vida por sí mismos, y Nicolás ya eligió. Pero, de todos modos, tiene que cumplir primero con sus obligaciones reales.