Los casos se han registrado en Tarragona (2), Murcia (2), Barcelona (1) y Extremadura (4). Más información: todo sobre la ola de calor. Una joven se abanica ante un termómetro que marca 44ºC debido a la ola de calor.

Se eleva a nueve el número de personas que han fallecido por la ola de calor en los últimos días en España. Están confirmadas la muerte de cuatro personas en Extremadura, dos en Murcia, dos en Tarragona y una en Barcelona.

En el caso de Extremadura, hasta este lunes se había hecho oficial solo el fallecimiento de un hombre de 81 años residente en Miajadas, que murió el domingo en el Hospital Don Benito-Villanueva de la Serena. Ese mismo día, se le suma la muerte de un peregrino alemán de 40 años cuando realizaba el Camino de Santiago por la Vía de la Plata, a la altura de la localidad cacereña de Cañaveral.

A esos dos fallecidos se une una mujer de 75 años en de Zarza la Mayor, el 4 de agosto, y la de un varón de 66 años en Logrosán, el 2 de agosto, que ha sido realmente el primer muerto de la ola de calor en Extremadura. Y otras dos personas se encuentran hospitalizadas, según los últimos datos ofrecidos por el consejero de Sanidad, José María Vergeles.

En Tarragona y Murcia

En Tarragona, mientras, dos hombres fallecieron el pasado sábado en el Hospital Joan XXIII a consecuencia de las altas temperaturas registradas en la zona.La primera víctima fue hallada el jueves en Constantí, cerca del monumento romano de Centcelles, declarado patrimonio Mundial, y murió dos días después en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Joan XXIII. El sábado ingresó en ese mismo centro un hombre de unos 60 años en estado crítico, afectado también por un golpe de calor, y falleció esa misma tarde.

Los dos hombres iban indocumentados, por lo que los Mossos d’Esquadra se han hecho cargo de las investigaciones para identificarlos, si bien los primeros datos obtenidos hacen suponer que se trataba de personas sintecho.

En Murcia fallecieron dos personas. Un hombre de 78 años, cuya identidad no ha sido facilitada, que falleció a consecuencia de un golpe de calor cuando realizaba tareas agrícolas en un terreno de su propiedad y un obrero de 48 años que perdió la vida cuando se encontraba trabajando en las obras de la autovía del Reguerón.