El Gobierno de Macri considera que se trata de una medida que demanda la sociedad. De esta manera, la mujer que se realice un aborto no iría presa.

Después que el Presidente Mauricio Macri habilitara el debate sobre la legalización del aborto y tras el rechazo al proyecto de ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el Gobierno evalúa impulsar la despenalización de la mujer en la interrupción voluntaria del embarazo en el proyecto de reforma del Código Penal que enviará a fines de agosto al Congreso.

Para la reforma del Código, la comisión de expertos aconsejó en los casos de aborto reemplazar en el caso de las mujeres la prisión por otro tipo de penas y el Gobierno a través del ministerio de Justicia conducido por Germán Garavano buscaría que directamente quede sin sanción en la redacción. De ese modo el aborto seguirá configurado como un delito, aunque no habría pena para la mujer (se mantendrá para médicos, cirujanos, farmacéuticos, como en el actual Código).

La alternativa de avance acotado en el Código Penal será analizada en las próximas horas y podría enviarse al Congreso antes de que termine agosto.