(CNN) — Varios juguetes sexuales, incluido un vibrador, fueron confundidos con una bomba en el aeropuerto Schönefeld de Berlín, Alemania, lo que provocó el cierre parcial de una terminal este martes.

Cuando los empleados del aeropuerto realizaban los controles rutinarios de rayos X en las maletas, detectaron “contenido sospechoso en una pieza de equipaje”, según la policía federal en Berlín.

Debido a que el escaneo inicial no dejó completamente claro lo que la maleta contenía, se emitió una alerta poco antes de las 11 de la mañana, hora local, que causó el cierre de la terminal D del aeropuerto mientras la policía investigaba los objetos sospechosos.

El dueño del equipaje fue llamado a través de los altavoces y finalmente habló con las autoridades sobre lo que llevaba.

Tras una investigación que se extendió por una hora e incluyó un escuadrón para explosivos, las autoridades determinaron por fin que los objetos eran juguetes sexuales.

La terminal D del aeropuerto fue reabierta al medio día.

El incidente ocurrió el mismo día en que el aeropuerto de Frankfurt –el más concurrido de Alemania– fue evacuado después de que a una familia que dio positivo por explosivos se le permitiera salir del área de seguridad por error.

Este error en Frankfurt afectó a más de 7.000 pasajeros.

Los dos incidentes se produjeron durante unos de los meses más concurridos para viajar en Europa, pues muchas personas están de vacaciones.

En 2016, el último año con datos disponibles, casi una cuarta parte de los 1.200 millones de viajes de placer que realizaron los europeos fueron en julio y agosto.

Kevin Tschierse de CNN en Berlín contribuyó a este informe.