Entre los acusados figura un menor implicado en los ataques contra propiedades en las que vivió Ismael Manfrín.
Mientras avanzan los preparativos para imputar a Ariel Máximo “Guille” Cantero como autor intelectual de los primeros ataques a balazos atribuidos a “Los Monos”, la Justicia rosarina analizará este jueves las pruebas contra tres personas detenidas en relación a la saga de balaceras que comenzó a fines de mayo.

Mientras el Juzgado de Menores 3 se encarga de la declaración indagatoria de un chico de 17 años implicado en los tiroteos contra propiedades en las que había vivido el presidente del tribunal que condenó a la banda, en el Centro de Justicia Penal fue citado Ángel Alberto A., arrestado el último martes Vera Mujica al 3100. A este hombre le secuestraron una pistola Bersa calibre 380, la cual habría sido utilizada para disparar en julio contra una casa lindera a la de Ariel Lotito, uno de los policías que participó de la instrucción de la megacausa.

Después de esta audiencia programada para las 10, a las 12 comparecerá el joven de 22 años al que señalaron como autor material de los ataques que ocurrieron con minutos de diferencia frente a la Comisaría 5° y en Montevideo y San Martín, ambos inmuebles vinculados con el juez Ismael Manfrín. De acuerdo a fuentes judiciales, Brian Joel F. sería imputado por abuso de arma de fuego y amenazas calificadas.

Los allanamientos que llevaron a cabo fuerzas federales y provinciales permitieron secuestrar alrededor de 70 celulares como parte de la pesquisa que comenzó hace más de dos meses y conecta al líder preso de “Los Monos” al menos con los primeros ataques. En cuanto a la situación de “Guille”, los investigadores planean que la imputativa por estos hechos sea coordinada junto con la videoconferencia que se montará como parte de las audiencias de apelación al fallo de primera instancia.