La arquitecta aseguró que el PJ tiene los mejores candidatos y aseguró que “el narcotráfico entró a la provincia de la mano del socialismo”. Advirtió a los legisladores del peronismo que “piensen en aprobarle la reelección a Lifschitz”.

María Eugenia Bielsa volvió a hablar ayer como candidata a gobernadora por el peronismo en 2019, aunque diga que no lo es. Por ahora. En las puertas de un plenario de militantes, en un club de barrio del oeste, el taxista que la llevó le dijo que “no quería verlo más a éste, porque cada vez tengo menos trabajo”. El que no pudo nombrar es Mauricio Macri. “Por eso estamos acá”, le contestó ella. Ya en el debate, contó que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner la corrigió, le dijo que los socialistas no eran enemigos, sino adversarios políticos. “Bueno, habrán sido nuestros rivales políticos, pero ahora son nuestros enemigos porque el narcotráfico entró a la provincia de la mano del socialismo. Y eso,  no me lo va a cambiar nadie”. El otro aplauso retumbó cuando dijo que “los mejores candidatos para el año que viene los tiene el peronismo”. “El socialismo está desesperado para modificar la Constitución de Santa Fe porque no tiene candidato. El único es el gobernador (Miguel) Lifschitz. Que no haya compañeros nuestros que se animen ahora a darle la reelección porque una cosa era discutir la reforma en marzo y otra hacerlo ahora para que el socialismo pueda tener candidato. ¡Tengan mucho cuidado! Miremos a nuestros compañeros y digámosle: ‘¡Los estamos mirando!’. Que el socialismo se consiga un candidato legítimamente, pero no a través nuestro. Y si ustedes le dan la reforma, sería la primera traición al peronismo y al proyecto nacional y popular”, advirtió.

Directa, como siempre, Bielsa se sentó en ronda, cara a cara, con los militantes de su espacio Encuentro para Santa Fe, que fueron más duros que ella en el relato de la realidad que padecen en los barrios populares. “Es que vivimos unos de los peores momentos de postración política en el país” y eso se refleja “en una sociedad irritada, enojada, fragmentada”, los animó.

La convocatoria superó -en número y entusiasmo- al plenario del 28 de mayo. Ayer se estrechó en un abrazo con la diputada nacional Silvina Frana, que participó en el debate, junto a otros referentes: la ex diputada Ana Berraute, Carlos Barragán, el ex intendente de Santo Tomé Roberto Schmidalter y el concejal del PJ Juan Cesoni. Más, los que se sumaron, Martín Gainza del Frente Renovador y Mario Galizzi, de Apyme. El tercer plenario será en Rosario, la semana próxima.

Bielsa dijo que Santa Fe es una pieza clave en el tablero electoral. “En los gobiernos nacionales de nuestros compañeros” –como llamó a los doce años de Néstor y Cristina- “creían que los socialistas eran buenos aliados, que daba lo mismo que gobernara el socialismo o el PJ. Estoy en las antípodas de ese pensamiento. Y como lo dije muchas veces en Buenos Aires, lo digo acá. Una vez Cristina me corrigió: yo dije que eran nuestros enemigos políticos y ella dijo: ‘No, son nuestros rivales políticos’. Bueno, han sido nuestros rivales políticos pero ahora son nuestros enemigos porque el narcotráfico entró en la provincia de la mano del socialismo. Y esto no me lo va a cambiar nadie”.

“No quiero ser dura. Nos podría haber pasado a nosotros. Cuando nosotros gobernábamos el narcotráfico era una expresión incipiente. A cualquiera se le puede meter el narcotráfico en la campaña. Debemos tenerlo claro. Por eso, a las campañas las tenemos que pagar nosotros, con nuestro aporte, pero no aceptar plata de ningún lado porque uno no sabe de dónde viene la plata”.

“El narcotráfico se les metió en la campaña”. “El problema es que después tendrían que haberle dicho a la ciudadanía: ‘Miren, cómo se nos metió, los vamos a sacar’. No. Nosotros tuvimos que pasar la humillación de que aplaudieran al ex ministro de Seguridad (Raúl Lamberto) cuando tuvo que dar explicaciones (en la Legislatura, en noviembre de 2012) por la penetración del narcotráfico en la provincia porque nuestros compañeros no fueron capaces de hacerles las preguntas  que teníamos para hacerle”. “La verdad es que los socialistas no son nuestros compañeros, de ninguna manera. Nos acordamos de esa sesión oprobiosa donde se fueron aplaudidos y nosotros humillados. Estas cosas no se borran”.

“Hoy –siguió Bielsa- los mejores candidatos los tiene el peronismo. No nos lastimemos entre nosotros. No nos ofendamos, no nos digamos lo que no debemos decirnos. No nos inventemos cosas para hacernos daño. Caminemos juntos porque realmente el peronismo tiene hoy la mejor oferta electoral para el pueblo santafesino. Lo que queremos es tener los oídos abiertos para escuchar lo que el pueblo quiere”.

Y ahí advirtió que el socialismo “está desesperado para modificar la Constitución únicamente, solo únicamente, porque no tiene candidato. Y puede tener uno solo, que es Lifschitz. Que no haya compañeros nuestros que se animen a darle la reforma de la Constitución porque una cosa era discutirla en marzo y otra ahora para que el socialismo pueda tener candidato. Tengan mucho cuidado y miremos a nuestros compañeros y digamosle: ‘Los estamos mirando. Que el socialismo se consiga el candidato legítimamente, no a través nuestro. Porque darle la reforma sería la primera traición al peronismo y al proyecto nacional y popular”.