Se trata de Juan Carlos Gutierrez de 50 años, quien cometió el delito el viernes 7 de julio de 2017. El fiscal que investigó los hechos ilícitos es Gonzalo Iglesias.

Un hombre de 50 años identificado como Juan Carlos Gutiérrez fue condenado a nueve años de prisión por ser el autor del homicidio de Jorge Daniel Radolovich, cometido en julio de 2017 en la ciudad de Santa Fe. La pena fue resuelta por el juez Jorge Patrizi en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos.

El fiscal que investigó los hechos es Gonzalo Iglesias quien le atribuyó a Gutiérrez la autoría del delito de homicidio simple.

Con un arma blanca

El homicidio que investigó Iglesias fue cometido el viernes 7 de julio de 2017 en inmediaciones de la calle Juan Díaz de Solís al 8100. “El condenado estaba en su casa bebiendo junto a la víctima, con quien mantenía una relación de amistad, y a quien le alquilaba una vivienda”, relató el fiscal.

“Según declaró el propio condenado, discutió con Radolovich y luego lo agredió con un cuchillo. Le provocó heridas corto punzantes en el cuello, las que le provocaron la muerte”, precisó el fiscal. En tal sentido, agregó que “al día siguiente, Gutiérrez se presentó en la subcomisaría Tercera y relató lo que había sucedido la noche anterior. Además, confesó que él mismo había enterrado a la víctima en el patio de su casa”, concluyó.

 

Coronda: siete años de prisión efectiva por portación indebida de arma de fuego

Se trata de Fernando Emanuel Acosta, de 27 años. El delito fue cometido el pasado 29 de abril en inmediaciones de la cárcel de Coronda. El monto de la pena resultó de la unificación con una condena anterior. El fiscal que investigó los ilícitos es Marcelo Nessier.

Un hombre de 27 años identificado como Fernando Emanuel Acosta fue condenado a siete años de prisión de cumplimiento efectivo como autor del delito de portación ilegítima de arma de fuego de guerra agravada (por registrar antecedentes penales condenatorios por delitos dolosos cometidos con arma de fuego). Además, Acosta fue declarado reincidente.

La investigación del delito estuvo a cargo del fiscal Marcelo Nessier. Por su parte, la sentencia fue dictada por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Héctor Gabriel Candioti, en un juicio en el que se abreviaron los procedimientos.

El monto de la pena impuesta a Acosta resultó de la unificación con una condena anterior a seis años de prisión dictada en junio de 2016 en la ciudad de Rosario (Ver Unificación).

Portación de arma

El delito de portación de arma de fuego de guerra agravada que investigó Nessier fue cometido por Acosta el domingo 29 de abril de este año, en inmediaciones de la cárcel de Coronda. “El condenado estaba manejando un automóvil acompañado por otro hombre. Al llegar un móvil policial que estaba realizando tareas de prevención, se dio a la fuga a pesar de que el personal policía le hizo señas de luces y tocó la sirena para que detuviera la marcha”, relató el fiscal Nessier.

“La policía comenzó a perseguir a Acosta hasta llegar a una calle sin salida. Allí comenzó a retroceder en el vehículo, bajó la ventanilla y descartó el arma de fuego que tenía en su poder”, indicó el funcionario del MPA.

Unificación

Acosta registraba antecedentes penales condenatorios por delitos cometidos con armas de fuego en el sur provincial. “El 27 de junio de 2016 se le impuso una pena a seis años de prisión por la coautoría del delito de tentativa de robo, y por la autoría de los delitos de tentativa de robo calificado (por el uso de arma de fuego) y portación ilegítima de arma de fuego”, precisó Nessier.

El fiscal advirtió que en octubre del año pasado, Acosta recuperó su libertad debido a que la condena que se le impuso en primera instancia, fue revisada por la Cámara de Apelaciones de Rosario.

En relación a la nueva condena, el fiscal concluyó que “por el hecho cometido en abril de este año se lo condenó a cuatro años de prisión de efectivo cumplimiento”.