El procedimiento está a cargo de la Policía Federal. Es por la causa de los cuadernos de las coimas K.

El juez Claudio Bonadio ordenó a la Policía Federal la realización de un allanamiento en el mismo edificio en el que vive Cristina Kirchner, en Juncal y Uruguay, en el barrio porteño de Recoleta.

El procedimiento dispuesto por el magistrado federal es en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas K, el escándalo desatado por los escritos de Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta. Por los fueros de senadora, los uniformados no pueden ingresar en el departamento de la ex jefa de Estado.

Apenas enterado del allanamiento, Gregorio Dalbón, abogado de Cristina Kirchner, se presentó en el lugar y cuestionó la decisión de Bonadio. “Esto es un amedrentamiento, un circo”, sostuvo el letrado.

Si bien el operativo, en el que también utilizan perros de la PFA, se realiza en el primer y cuarto piso, que no pertenecen a la ex mandataria, que vive en el quinto, Dalbón lo criticó y lo calificó como “ilegal”. Los pisos allanados están ligados al grupo empresarial que pertenecía a Cristóbal López y Fabián De Sousa.

Días atrás, Bonadio envió un escrito al Congreso solicitando autorización para domicilios de la ex presidente y su despacho en el Senado. También pidió nuevamente el desafuero de la actual senadora.

La Cámara alta iba a tratar la solicitud de Bonadio el jueves pasado, pero finalmente lo pasó para el miércoles de la semana próxima.